El Supremo venezolano investiga pagos de 1.000 millones de dólares del chavismo a partidos como Podemos

El Supremo venezolano investiga pagos de 1.000 millones de dólares del chavismo a partidos como Podemos
Miguel Martín Tortabú

El Tribunal Supremo venezolano avanza en su investigación a Podemos por la financiación recibida de narcodictaduras. Ya ha analizado 17.000 documentos probatorios de los pagos a la formación morada y otros partidos de extrema izquierda extranjeros, y, según sus propias explicaciones, ha encontrado el rastro de abonos por valor de mil millones de dólares del chavismo destinados a crear partidos de extrema izquierda como Podemos.

La información ha sido confirmada por el presidente del Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio, Miguel Ángel Martín Tortabú. Y él personalmente afirma que “nosotros revisamos casi 17.000 elementos probatorios” en el análisis de los pagos procedentes de Venezuela. Se trata de contratos abonados a empresas afines al chavismo y no ejecutados, informes encargados a organizaciones de tipo político carentes de sentido, pagos por labores de consultoría, etc. Y en ellos se pueden llegar a sumar “mil millones de dólares” cuyos conceptos no se han cumplido o son totalmente superfluos.

“Hay banqueros y organizaciones peligrosas que hay que revisar, no sólo venezolanas, porque estoy hablando no sólo de dinero venezolano, sino que se está utilizando dinero sospechoso que va a otros sitios. En el caso de Odebrecht, nosotros encontramos que hay dinero en Andorra, dinero que llegó a España, a bancos españoles, dinero que fue a Estados Unidos —millones de dólares llegaron a EEEU—, dinero que fue a paraísos fiscales en el Caribe, dinero que fue a República Dominicana. Es decir, nos encontramos con un entramado criminal donde no sólo está involucrado Nicolás Maduro. Él no es el único, es un entramado grande”, señala Martín Tortabú.

Todo ese material será sumado en breve a una línea de investigación conjunta formada entre el Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio, la Fiscalía General de Bolivia y las autoridades brasileñas. Una línea que puede llegar a contar con un país más: España.

Y es que Vox se ha sumado a esta iniciativa y no está dispuesto a que el caso por la financiación ilegal de Podemos quede tapado, ni en España, ni por la nueva fiscal general y los deseos de Pedro Sánchez. El partido de Santiago Abascal ya ha presentado denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra la formación de Pablo Iglesias por financiación ilegal procedente de narcodictaduras, tal y como adelantó OKDIARIO.

La acción de Vox pretende que, si la fiscal general Dolores Delgado opta por no secundar el caso y negar la acusación, será el propio partido de Abascal el que emule lo ocurrido con el 1-O y los golpistas separatistas y se persone como acusación popular para exigir llegar hasta el final en los cobros de la cúpula de Podemos procedentes de dictaduras extranjeras.

Y esa investigación a los fundadores de Podemos y su estructura de apoyo se suma a la mencionada del Tribunal Supremo Venezolano en el exilio y las autoridades brasileñas, que han cerrado un pacto de colaboración para relanzar esta investigación y llegar hasta el final en las cuentas de la cúpula de Podemos.

Bolivia parte de un posible delito de malversación de fondos públicos realizado por el Gobierno de Evo Morales y quiere saber el destino exacto de ese dinero bajo el convencimiento de que ha sido dirigido a fomentar sus apoyos políticos en su país y en el extranjero: en concreto, y en este caso, en España, por medio de pagos a quienes posteriormente fundaron Podemos.

Lo último en España

Últimas noticias