Arran erró en su objetivo

Los separatistas que intentan acosar al juez Llarena pintaron sus amenazas en el chalet de un vecino

arran
Pintadas realizadas por la CUP ante la casa del juez Pablo Llarena en Gerona.

Los separatistas catalanes que han intentado acosar al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena erraron y realizaron pintadas con amenazas en un domicilio que no pertenece al magistrado que está defendiendo el Estado de Derecho ante el golpe. OKDIARIO está en condiciones de desmentir que el chalet de la localidad de Das, en la Baja Cerdaña (Gerona) ante el que los cachorros de la CUP pintaron en el suelo “fascista” y con la firma de la organización Arran sea de su propiedad.

La casa objeto del ataque de los independentistas no es del juez y expresidente de la Audiencia de Barcelona. Llarena mantiene un inmueble en las misma urbanización pero no acude desde hace años pues lo tiene en régimen de alquiler.

“Los Paísos Catalanes serán tu infierno“, era una de las frases de las pintadas realizadas por las juventudes de la CUP, en tono de amenaza. En otra se podía leer: “Llarena fascista. Ni es Das ni en ningún sitio”.

No han sido los únicos intentos de amedrentar al juez Llarena tras ordenar el procesamiento de los golpistas y emitir la orden internacional del prófugo Puigdemont. A través de las redes sociales, Arran ha lanzado nuevas amenazas contra el juez del Tribunal Supremo: “Lo señalaremos y responderemos a su represión tantas veces como haga falta. Mientras Llarena es el responsable de una de las peores olas represivas que ha sufrido el pueblo catalán desde las Olimpiadas de Barcelona 92, cree que podrá venir a descansar”.

El Consejo General del Poder Judicial ha solicitado protección para el magistrado ante los mensajes y amenazas recibidas.

Últimas noticias