Independentismo en Cataluña

La guerrilla de los CDR bloqueará El Prat y romperá los semáforos para colapsar Barcelona el 21-D

Cataluña
Una acción violenta de los CDR en las carreteras de Cataluña

Llaman a comenzar "ya" las acciones: "Que nadie espere ninguna señal"

Pretenden "hackear cuentas y páginas concretas" de la Policía y de empresas del Ibex

Los comandos más violentos de los CDR bloquearán los accesos a las ciudades el 21-D

Los Grupos Autónomos de Acciones Rápidas (GAAR), la guerrilla que ha surgido de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), tiene previsto bloquear el próximo 21-D los principales puntos “neurálgicos” de Cataluña, como puertos, aeropuertos o centros logísticos, entre los que sobresalen El Prat de Barcelona o el paso fronterizo de La Jonquera (Gerona).

Así consta en el manual que manejan estos comandos separatistas violentos. Los GAAR han difundido a través de sus canales internos una segunda parte de las actuaciones que preparan desde la semana pasada con el nombre en clave de ‘El Cançoner’ (El Cancionero).  Unas instrucciones que han acompañado de otro mensaje en el que afirman que “ya pueden comenzar las acciones siempre con la premisa de la no violencia”. “Que nadie espere ninguna señal”, apuntan a cuatro días del 21-D.

Según esta última comunicación de los grupos más violentos de los CDR, a la que ha accedido OKDIARIO, hay consigna de paralizar no sólo el tráfico rodado (a través de los ya habituales sabotajes de peajes) para “provocar retenciones”, sino también el movimiento normal de pasajeros y el suministro de mercancías o “entrada y salida de materiales”. Todo para convertir el próximo viernes en una jornada caótica, coincidiendo con la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona.

Así, los GAAR intentarán el bloqueo de “autopistas, accesos y peajes; autovías, accesos y salidas; carreteras nacionales, comarcales; carreteras interurbanas; rotondas y todo tipo de accesos”, así  como rutas alternativas”. Junto a ello, planean impedir la libre circulación en “cocheras de autobuses, centros logísticos de Cataluña (CIMs -Vallès, Lleida, El Campo, La Selva-, Mercabarna, etc), refinerías, accesos al puerto, cruceros y aeropuertos”.

Además, estos comandos pretenden “inutilizar semáforos o señalización luminosa” y bloquear los “parkings de La Jonquera donde se dirigen los camiones en caso de cortes, para que sean los propios camiones quienes colapsen la autopista, impidiendo la llegada de los vehículos de desbloqueo y/o limpieza”, señala el manual de esta guerrilla.

Los violentos GAAR boicotearán catenarias de ferrocarriles y activarán “palancas de emergencias desde dentro de los trenes”

Respecto al tráfico ferroviario, los violentos GAAR boicotearán catenarias de ferrocarriles, conexiones entre vías o agujas de las  mismas. Además, contemplan accionar las “palancas de emergencias desde dentro de los trenes”. En este punto, dicen que “se recomienda hacerlo cuando el tren está parado; no cuando ya está en marcha, para evitar peligro de accidente y lesiones a los pasajeros; además facilita la fuga”.

En cuanto a los “materiales susceptibles de ser empleados”, hablan de materiales “deslizantes (aceite usado, pintura plástica acrílica, cera de velas, parafinas, gasóleo…), que se aplicarán siempre en lugares con pendientes pero de subida”; “obstaculizantes (bloques de paja, ruedas, rocas, camiones de tierra y/o basuras, árboles caídos en la calzada, bombas de humo y cualquier material que se pueda encontrar y que pueda servir para conseguir el objetivo, y que sea difícil de quitar o limpiar”, subrayan. Aquí, los comandos se instan a “no abandonar el lugar hasta asegurarse de que los primeros vehículos se han detenido”. También plantean “valorar la posibilidad de bloquear las salidas de los vehículos de los centros de conservación”..

“Hackear a la Policía”

Además, en el sector energético, se proponen “inutilizar transformadores de zonas industriales de baja potencia”, y en el informático y de telecomunicaciones, “hackear cuentas y páginas concretas” y citan el Ibex, la Policía y el Tribunal Constitucional.

Frente a las “fuerzas del orden”, la guerrilla emplaza a sus comandos a cortar los accesos a las “cocheras de las lecheras”, en alusión a los furgones de los antidisturbios, y a “rodear” a las patrullas “con barricadas, por ejemplo en las calles colindantes o cercanos a las comisarías, a fin de que los que están patrullando fuera no puedan volver”, recalcan.

“Consideramos que no tiene ningún sentido actuar contra las fuerzas del orden directamente ya que es muy arriesgado teniendo en cuenta que lo que se pretende es un desbordamiento y no un enfrentamiento directo”, remachan los GAAR.

Hay informes de inteligencia que cifran en 3.000 los antisistema de toda de Europa que operarán este fin de semana en Cataluña para sembrar el caos. De momento, ha trascendido que 500 antidisturbios de la Policía Nacional y 1.000 agentes de los Mossos d’Esquadra blindarán la Casa Llotja de Mar en Barcelona, donde tendrá lugar el Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez.

Últimas noticias