Huelga feminista del 8M

El 8M feminista exigirá que la Fiesta de la Hispanidad sea un día de «memoria del genocidio»

La protesta feminista del próximo 8 de marzo exigirá reclamaciones que poco, o nada, tienen que ver con la situación actual de la mujer y sí con la ideología. 

El 8M feminista exigirá que la Fiesta de la Hispanidad sea un día de «memoria del genocidio»
Dirigentes de Podemos en la manifestación del 8 de marzo de 2018. (Foto: Podemos vía Flickr)

La protesta feminista del próximo 8 de marzo exigirá reclamaciones que poco, o nada, tienen que ver con la situación actual de la mujer y sí con la ideología.

El argumentario de la Coordinadora Feminista (Federación Estatal de Organizaciones Feministas), una de las grandes impulsoras de las manifestaciones que se celebrarán en todo el país, recoge, entre sus llamativas propuestas una que afecta directamente a la celebración de la Fiesta Nacional.

Así, proponen «cambiar el relato del 12 de octubre, conocido como Día de la Hispanidad, como «un día de memoria y reconocimiento del genocidio» sufrido por la población del continente africano y la lucha anticolonialista de sus territorios». Lo vinculan con la reclamación feminista argumentando que esa lucha «hoy la siguen defendiendo las mujeres con las resistencias sobre sus tierras, cuerpos y cultura».

La medida aparece, en concreto, en el apartado relativo a la ‘huelga estudiantil’, que las organizadoras pretenden convocar en colegios, institutos y universidades de todo el país. El motivo, aducen, es que «el sistema educativo en todas sus etapas es el principal espacio de socialización en el que se reproduce el actual sistema capitalista y patriarcal y está muy lejos de ser un espacio en el que se crece en equidad e igualdad social».

Contra el «amor romántico»

«Desde el colegio y el instituto se construyen los roles de género, los estereotipos y el amor romántico heterosexual como modelo único de relación afectivo-sexual, a la vez que nosotras empezamos a construir nuestra identidad sexual en unos centros que carecen de una educación afectivo-sexual diversa y están plagados de actitudes LGTBIfóbicas», prosigue el argumentario.

Entre sus propuestas para ese día de huelga recomiendan: «No te encargues de los cuidados (coger el teléfono, preparar la comida, organizarlo todo) el día de huelga».

En el manifiesto se abunda en los tópicos feministas de la lucha de géneros y se carga contra el hombre.

«Los hombres quieren anularnos»

Así, uno de los motivos para la huelga, señalan, es que los hombres «se creen dueños de nuestros cuerpos pretendiendo anularnos como personas, para mostrar a otros hombres su masculinidad dominadora y violenta».

Otro es «porque nos sentimos seguras en el espacio público, en los espacios de ocio, ni en la noche. Vivimos experiencias de hostigamiento, acoso y agresiones sexuales por parte de hombres que creen que esos espacios son suyos», generaliza.

En otro momento, se explica que «el control de nuestra vida sexual y reproductiva es un instrumento del patriarcado para tratar de someter los cuerpos y las vidas de las mujeres, lesbianas y trans».

«Contra la jerarquía católica y el Estado»

A continuación, las organizadoras cargan contra «la jerarquía católica, el Estado, los poderes económicos y políticos y la cultura machista y colonial» que, dicen, «generan un contexto que niega o limita nuestras decisiones sobre cómo queremos vivir la sexualidad y la identidad y/o expresión de género, nuestra corporalidad, la maternidad, nuestras vidas y relaciones».

La convocatoria de huelga del 8M está promovida por distintos colectivos y también por los sindicatos y apoyada, por el momento, desde Podemos. Como informó OKDIARIO, el sindicato afin a este partido pretende convertir esta convocatoria en una protesta contra PP, VOX y Ciudadanos. El PSOE, que no ha informado aún si secundará los paros, también quiere utilizar el argumento feminista como uno de sus principales reclamos de la campaña.

Las feministas de Madrid, apoyadas por el Ayuntamiento de Manuela Carmena, han organizado ya para este sábado una jornada de conciertos para llamar a la huelga del 8 de marzo, con la presencia de colectivos sociales, ecologistas, migrantes e internacionales, que tendrá lugar en la la Nave Boetticher de Villaverde durante todo el día.

Lo último en España

Últimas noticias