biomarcador plasma p-tau231

Nuevos (y mejores) indicadores para detectar los primeros indicios de alzhéimer

Alzheimer
Cada 3 segundos se diagnostica un nuevo caso de demencia en el mundo.

Los biomarcadores en plasma (que pueden detectarse en un análisis de sangre) p-tau231 y p-tau217 son óptimos para mostrar los primeros indicios de acumulación de proteína amiloide en el cerebro, uno de los rasgos característicos de la enfermedad de Alzheimer (o ‘alzhéimer’). Los autores del artículo, la Dra. Marta Milà-Alomà y Dr. Nicholas J. Ashton, han demostrado que el biomarcador plasma p-tau231 es especialmente idóneo para captar cambios cerebrales en fases incipientes relacionados con la proteína amiloide, antes de que la placa de esta proteína se manifieste.

Los resultados de este análisis, que cuenta con el apoyo de la Fundación «la Caixa» y el European Research Council (ERC), se han publicado en la revista científica Nature Medicine, e indican que p-tau231 es un biomarcador sanguíneo prometedor para detectar personas que no sufren alteraciones cognitivas pero están en situación de riesgo elevado de desarrollar la enfermedad. Este hallazgo ayudará a impulsar ensayos clínicos sobre la fase preclínica de la dolencia, antes de que sus síntomas se manifiesten.

Precisión en el diagnóstico

El análisis de biomarcadores en sangre es un procedimiento económico y no invasivo con un gran potencial para ayudar al proceso diagnóstico de la enfermedad y, por ello, el objetivo del estudio ha sido realizar una comparación exhaustiva entre diferentes biomarcadores disponibles, ya que su elección podría diferir según el tipo del ensayo que se quiera realizar.

En colaboración con la Universidad de Gotemburgo, los investigadores han desarrollado el nuevo biomarcador en sangre p-tau231 y lo han comparado con otros cinco biomarcadores en sangre (p-tau181, p-tau217, A42/40, GFAP y NfL), previamente estudiados en la fase en la que los síntomas ya son manifiestos. Este es el primer estudio que investiga todos estos biomarcadores en la fase preclínica.

Los resultados muestran que p-tau231 y p-tau217 son los mejores indicadores detectables en un análisis de sangre para detectar los primeros signos de acumulación de amiloide en el cerebro. Además, los investigadores han demostrado que niveles más altos de p-tau231 en sangre predicen una mayor acumulación de amiloide y pérdida cognitiva en el seguimiento a los 3 años.

Según el equipo de científicos, el uso de biomarcadores en sangre, además, podría facilitar los ensayos clínicos orientados a la prevención. «Los biomarcadores son una herramienta muy útil que podría acelerar el desarrollo de nuevos tratamientos dirigidos a la enfermedad de Alzheimer» comenta Marc Suárez-Calvet, responsable del Grupo de Biomarcadores en Fluidos y Neurología Traslacional del Barcelonaβeta Brain Research Center (BBRC) e investigador del IMIM-Hospital del Mar. «Gracias a ellos se podría reducir el tiempo de reclutamiento de participantes en ensayos clínicos sobre la etapa temprana de esta enfermedad, y aumentaría el nivel de participación de poblaciones más diversas», añade.

Para llevar a cabo esta comparación directa, el equipo ha examinado la capacidad de cada biomarcador para detectar los primeros cambios cerebrales relacionados con este trastorno en los 397 integrantes del grupo de pacientes Alfa+, parte del Estudio Alfa, que cuenta con el apoyo de la Fundación «la Caixa».

El equipo ha demostrado que todos los biomarcadores en plasma se ven alterados en la fase preclínica del Alzheimer, pero han constatado diferencias notables entre ellos. «En la cohorte ALFA+, todos los biomarcadores en plasma probados (p-tau181, p-tau217, p-tau231, GFAP, NfL y A42/40) se alteraron significativamente en el Alzheimer preclínico», explica Marta Milà-Alomà, primera autora del estudio y también integrante del Grupo de Biomarcadores en Fluidos y Neurología Traslacional. «Sin embargo, la p-tau231 en plasma alcanzó niveles anormales con la menor carga de amiloide», destaca.

Biomarcadores para estudios tempranos

El estudio indica que los biomarcadores en sangre p-tau231 y p-tau217 muestran la asociación más estrecha con la retención de amiloide en regiones de acumulación temprana en el cerebro, y se asocian con aumentos longitudinales en la captación de esta proteína en individuos sin patología amiloide manifiesta al comenzar del estudio. Estos datos indican que la p-tau231 y p-tau217 en plasma captan mejor los primeros cambios cerebrales relacionados con la presencia de amiloide, antes incluso de que exista un claro depósito de la proteína amiloide en forma de placas.

Los resultados de esta investigación convierten a p-tau231 en un biomarcador sanguíneo muy prometedor para detectar de forma precoz aquellas personas de mediana edad que presentan los primeros cambios cerebrales asociados a la enfermedad y llevar a cabo ensayos clínicos dirigidos a esta fase temprana.

Cada 3 segundos se diagnostica un nuevo caso de demencia en el mundo, y se calcula que actualmente 50 millones de personas la sufren, en la mayoría de los casos producto del alzhéimer. En España esta cifra se traduce en más de 900.000 personas afectadas. Con la esperanza de vida en aumento, si no se encuentra un tratamiento para prevenir o frenar el curso de la enfermedad, la cifra de casos podría triplicarse el año 2050, y llegar a dimensiones de epidemia, tal como apunta el último informe World Alzheimer Report 2018 publicado por Alzheimer’s Disease International.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias