Recetas fáciles

Mermelada de calabacín con canela

Mermelada casera
Mermelada de calabacín
Comentar

¿Has probado alguna vez la mermelada de calabacín? Una mermelada especial, aromática y deliciosa aderezada con canela y jengibre. Anota los pasos.

Mermelada de caqui casera

Mermelada de cebolla

Mermelada de cerveza

La mermelada de calabacín con canela es una receta ideal para untar unas tostadas o unos bagels, rellenar empanadillas o para acompañar unos quesos o un poco de foie. Se trata de una mermelada casera con un sabor muy especial que se elabora con calabacín fresco, manzana, azúcar y canela, además de zumo de limón o de naranja. La pectina presente en la manzana y en el zumo de limón es lo que hace que la mermelada se espese y se endurezca. Aunque parezca sorprendente una mermelada casera con un ingrediente como el calabacín, el resultado encantará a todos en casa.

Como decimos, aunque no es usual utilizar el calabacín para hacer mermeladas, su versatilidad y sabor neutro lo convierten en un ingrediente ideal para preparar una deliciosa confitura o mermelada. Para ello se puede usar cualquier variedad de calabacín, ya sea rallado, verde, luna, etc. Además, se recomienda optar por aquellos que no tienen mucha semilla.

El calabacín o zucchini es además un ingrediente muy saludable, pues contiene mucha agua y aporta muy pocas calorías.

Ingredientes:

  • 2 kilos de calabacín ya limpio
  • 900 gramos de azúcar
  • 2 manzanas grandes
  • 1 pizca de jengibre en polvo
  • 1 ramita de canela
  • Canela en polvo
  • Ralladura de un limón
  • Preparación:

    1. Para comenzar, pela y seca los calabacines. Retira las semillas y corta en trozos.Calabacín y azúcar
    2. Haz lo mismo con las manzanas y corta en trozos pequeños.
    3. Coloca los trozos de calabacín en una cazuela junto con las manzanas troceadas, la ramita de canela, la pizca de jengibre y la ralladura de limón. Incorpora además la mitad del azúcar.
    4. Deja cocinar durante 30 minutos sin añadir agua, hasta que la manzana y el calabacín estén muy blanditos.
    5. Transcurrido el tiempo, vierte todos los ingredientes junto con el líquido en el vaso de la batidora.
    6. Quita la ramita canela y tritura con la batidora, pero dejando uno que otro trozo.
    7. Incorpora el azúcar restante y cocina la mezcla nuevamente hasta que el líquido se haya consumido y la mermelada esté hecha.
    8. Deja que la mermelada se enfríe, vierte en botes de cristal, tápalos bien y ¡listo!
    9. Para poder conservar la mermelada de calabacín con canela por varios meses, introduce los botes de mermelada en una olla exprés con agua por 20 o 30 minutos. El agua debe cubrir bien los botes.
    10. Hecho esto, saca los botes de cristal, deja enfriar y listo.

    Esta receta es una buena opción cuando se tienen muchos calabacines en casa y no se sabe qué hacer con ellos. Sobre todo, porque resulta muy útil para el desayuno y la merienda, ya que se puede usar para untar sobre tostadas con mantequilla o queso crema, panqueques americanos, crepes o unos estupendos wafles.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias