Recetas de verduras

Apio con mantequilla y queso rallado

apio con mantequilla y queso rallado
Receta de apio con mantequilla y queso rallado fácil de preparar
Comentar

Esta receta de apio con mantequilla y queso rallado es ideal para tener siempre preparada como entrante. El apio es un ingrediente repleto de sabor que solemos asociar a algunos caldos o purés, pero es en ensaladas y en especial cuando lo comemos crudo podremos disfrutar de todo su sabor. Para esta receta lo vamos a gratinar un poco para que se integren perfectamente los sabores. La mantequilla por un lado y en especial el queso rallado serán los encargados de darle a este alimento un sabor aún más intenso. Si quieres preparar un entrante distinto y original, toma nota de este apio con mantequilla y queso rallado, su sabor te atrapará.

El apio es un alimento que tiene una serie de propiedades beneficiosas para el cuerpo. La más destacable es que estimula en gran medida el sistema inmunológico. Una base principal para tener alejar cualquier enfermedad. Son célebres sus beneficios en dietas de adelgazamiento. Contiene una gran cantidad de agua y muy pocas calorías. Es un diurético natural que ayuda a mejorar la digestión. La fibra que contiene el apio es un elemento importante a la hora de combatir el estreñimiento ocasional, también es un gran aliado contra la cistitis y la uretritis.

Ingredientes:

  • Apio blanco
  • 150 gr de mantequilla
  • 100 gr de queso rallado
  • Sal
  • Cómo preparar apio con mantequilla y queso rallado:

    1. La primera parte de esta receta de apio con mantequilla y queso rallado es preparar el ingrediente principal. Necesitamos un apio grande para poder rellenarlo con el queso, lo cortaremos en trozos de unos 10 centímetros aproximadamente.
    2. Lavaremos y pelaremos los tallos, quitando las partes más duras que pueda haber, nos interesa que queden lo más tierno posible. Cuando estén listos prepararemos una cazuela con agua y sal
    3. Cuando empiece a hervir pondremos el apio y dejaremos que se haga durante unos 25 minutos, hasta que quede bien tierno. Escurriremos el apio y lo iremos colocando en una fuente para horno.
    4. Prepararemos un relleno de lo más cremoso, mezclaremos el queso rallado con la mantequilla. Crearemos de esta manera una base para ir rellenando los tallos de apio. Una vez estén listos, los podemos gratinar en el horno a 180º unos 10 minutos o directamente comer.
    5. Para decorar este plato, puedes añadir unos frutos secos, le van muy bien a estos sabores y se consigue una receta mucho más vistosa. Solo queda disfrutar de este entrante tan completo.

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias