EXCLUSIVA OKDIARIO: SEGUNDO INFORME DE LA GUARDIA CIVIL

Un sanitario de la Delegación del Gobierno revela a la Guardia Civil el plan de «no alarmar» antes del 8-M

Así consta en un segundo informe remitido por la Guardia Civil a la juez que investiga al socialista José Manuel Franco

El funcionario señala a la Policía Judicial que si paraban el 8-M, "tendrían que parar todo lo demás"

(Vídeo: OKDIARIO)
  • Teresa Gómez y Segundo Sanz

Un funcionario adscrito a la Delegación del Gobierno en Madrid, diplomado en Enfermería, reveló a la Guardia Civil que había un plan por parte de las autoridades para «no alarmar» frente a la expansión del coronavirus y permitir así la manifestación feminista del 8-M pese que la enfermedad estaba ya desbocada para entonces.

Así consta en un segundo informe de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso OKDIARIO, remitido a la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, en el marco de la investigación del papel que jugó el Delegado del Gobierno, el socialista José Manuel Franco, en la permisión de dicha marcha multitudinaria, a la que asistieron más de 120.000 personas en la capital. Franco está imputado por un presunto delito de prevaricación y está citado a declarar ante la juez el próximo 10 de junio.

En concreto, el atestado del Instituto Armado recoge este especial testimonio de S. R. A., perteneciente al área de Riesgos Laborales en la Delegación del Gobierno en Madrid. Este sanitario desvela, a preguntas de la Policía Judicial sobre los días previos al 8-M, que «hubo una estrategia de ‘no alarmar’ a la población, lo que consiguió que la población no se concienciara y no se protegiera», precisa la transcripción del informe de la Guardia Civil.

«Hubo muchas notificaciones y medidas contradictorias, que crearon confusión y mayor riesgo a la población. Al final, el ‘no alarmar’ ha provocado justo lo contrario», señala el atestado que declaró este funcionario, quien también manifestó que «en España se ha pecado mucho de soberbia y al final ha sido muy perjudicial».

Preguntado para que se pronuncie sobre si a la vista de la información a la que tuvo acceso, las manifestaciones del 8-M (hubo hasta 480 en toda España)  pudieron tener incidencia en el número de contagios, el enfermero, con máster en Riesgos Laborales, contestó que «sí».

«Hubo muchas notificaciones y medidas contradictorias, que crearon confusión y mayor riesgo a la población. Al final, el ‘no alarmar’ ha provocado justo lo contrario»

Así mismo, interrogado sobre si «a la vista de la información relacionada con el Covid-19 existente en la Delegación del Gobierno, no le resultó extraño que no se procediera desde la misma a suspender las reuniones/manifestaciones convocadas», este sanitario  afirmó que «sí, que fue todo cuestión de dinero y el no poner restricciones y no alarmar», reza en la transcripción del Instituto Armado. «Que ponderaron las consecuencias para otros sectores y no les compensaban. Que si paraban esa manifestación, tendrían que parar todo lo demás», prosigue la declaración en alusión al 8-M.

Además, el funcionario apuntó que «hubo una falta evidente de pruebas diagnósticas» y «una falta de rigor en las medidas», recoge el atestado elaborado por la Guardia Civil.

La confesión de Montero

Este testimonio va en la línea de lo confesado por la ministra de Igualdad, Irene Montero, en el previo a una entrevista con la televisión autonómica vasca ETB el pasado 9 de marzo y cuyo material ha sido publicado por ABC este lunes 1 de junio. La ministra y número dos de Podemos reconoció a una periodista el último 8 de marzo reunió en Madrid a menos asistentes (120.0000 frente a las 375.000 personas del año anterior) por el coronavirus. «¿A qué crees que se debe la bajada de cifras?», le preguntó la periodista, a lo que Montero contestó: «Pues tía, creo que al coronavirus. O sea, no lo voy a decir pues porque no lo voy a decir».

En este sentido, la titular de Igualdad del Gobierno de Pedro Sánchez señaló: «No lo voy a decir porque quiero ser muy prudente, porque creo que la comunicación que se estaba haciendo como Gobierno es buena comunicación, muy basada en los datos médicos».

En esa conversación previa, Irene Montero habló de «pánico un poco generalizado que ya hay» y llegó a decir que había gobiernos extranjeros que habían tomado «medidas drásticas» frente al coronavirus. «Incluso hay países europeos que están tomando medidas drásticas. La capacidad real de control que están teniendo es muy limitada, tomando medidas súper (drásticas)…», reconoció.

De igual modo, intentando explicar si el virus influyó en la bajada de asistentes, Montero prosiguió de esta manera: «Creo que sí, que la cosa que si tienes síntomas coronavirus, no te muevas mucho…», a su juicio, influyó.

Más de un 2.000%

Se da la circunstancia de que los casos de coronavirus se dispararon en España más de un 2.000% tras la jornada del 8 de marzo, tal y como ha publicado OKDIARIO en base al registro de contagios «agregados notificados por las comunidades autónomas» que figura en constante actualización en la página web del Centro Nacional de Epidemiología (CNE).

Así, los casos confirmados a 8 de marzo eran 1.003 en la Comunidad de Madrid, mientras que el 23 de marzo se habían elevado a 21.564, es decir, se dispararon más de un 2.000%.

El 23 de marzo dio cuenta de la situación real de los contagios en torno al 8-M, según los cálculos realizados por el propio director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón. «o que vemos actualmente podría estar reflejando una situación de hace 7-10 días en cuanto a aparición de síntomas», declaró el martes 24 de marzo en rueda de prensa.

Las personas que se contagiaron el 8-M incubaron el virus durante cinco días (según el periodo medio detectado por los expertos), de forma que experimentaron síntomas evidentes como muy tarde el viernes 13 de marzo. A partir de esta fecha, el desfase de 7-10 días conduce al periodo que va del 20 al 23 de marzo como reflejo real de la expansión del coronavirus.

Lo último en España

Últimas noticias