El nuevo Gobierno

Sánchez dice que no tiene «ningún problema» en reunirse con el delincuente inhabilitado Torra

VÍDEO. Iglesias posa en Moncloa como un pistolero del Lejano Oeste: en vaqueros y con las piernas abiertas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también desea que "haya acuerdo" lo antes posible para solucionar el conflicto catalán con la celebración de una consulta.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no tiene «ningún problema» en reunirse con Quim Torra, el presidente de la Generalitat inhabilitado por la Junta Electoral Central, tras la condena por desobediencia impuesta por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña al negarse a retirar la propaganda separatista de los edificios públicos durante la campaña electoral.

El jefe del primer Gobierno de coalición en 40 años de democracia, en rueda de prensa tras el primer Consejo de Ministros, ha asegurado estar «encantado de verme con Torra» ya que, según Pedro Sánchez, «continúa siendo el presidente de la Generalitat de Cataluña».

El jefe del ejecutivo ha asegurado que espera reunirse con el dirigente catalán «cuanto antes», ya que su objetivo es abrir un proceso de «diálogo territorial» para devolver el «conflicto catalán» al cauce de la política. Deja en manos de los gabinetes de los dos gobiernos la fecha exacta del encuentro así como el lugar, que aún no se sabe si será Barcelona o Madrid. Sánchez defiende que Torra le ha pedido el encuentro antes de reunir la mesa de diálogo y que él lo encuentra razonable.

El líder socialista ha expresado su deseo de que «haya un acuerdo» que permita «llegar a una consulta en Cataluña». Sería el resultado final de la mesa que Esquerra logró durante las negociaciones y el triunfo de los separatistas, que conseguirían así el pliegue del Estado. Según Sánchez, por eso, esa consulta supondría «poner fin a la crisis territorial».

El presidente del Gobierno dispensará a Torra un trato preferencial respecto al resto de presidentes autonómicos. Aunque este martes no ha fijado la fecha, ni para la celebración de la reunión que van a mantener ambos ni para la de la primera mesa de diálogo Estado-Generalitat, Sánchez se muestra dispuesto a dialogar con un líder autonómico condenado por desobediencia para buscar una solución al desafío catalán, que impulsa precisamente su interlocutor.

Los letrados del Parlament de Cataluña han emitido esta mañana un informe jurídico que avala la continuidad de Torra como diputado y presidente de la Generalitat, tras indicar que las competencias de la Administración electoral (la Junta Electoral Central) lo son solo «en relación a los procesos electorales en curso y hasta que concluyen». Días antes, por eso, los mismos letrados reconocieron en su escrito de alegaciones que la pérdida de la condición de diputado conllevería también la de presidente de la Generalitat.

Propaganda desde Moncloa

En la primera comparecencia tras 33 días sin responder a los periodistas el presidente ha anunciado que su ejecutivo rendirá cuentas cada 100 días ante la prensa. De esta forma Sánchez y Pablo Iglesias pretenden usar las instituciones del Estado para hacer propaganda de su acción de gobierno. Según el propio jefe del ejecutivo el objetivo de estas comparecencias es el de «explicar los avances que vayamos consiguiendo».

Lo último en España

Últimas noticias