Crisis del coronavirus

El PP no apoyará el decreto de nueva normalidad si Sánchez no reconoce “las 46.000 muertes por Covid-19”

El partido de Casado no acepta comenzar las negociaciones sin reconocer la realidad del daño y sin rendir homenaje a todos los fallecidos por la pandemia

Coronavirus: última hora en directo del Covid-19 y la nueva normalidad

nueva normalidad PP
Homenaje del PP en Sevilla a las víctimas del coronavirus.

El PP no se niega a negociar con Pedro Sánchez su decreto de ‘nueva normalidad’. Pero sólo lo hará con una serie de condiciones previas. Y la primera de un largo listado tiene todas las probabilidades de atragantársele al negacionista Gobierno socialcomunista. Porque el PP exigirá a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias que reconozcan su falseamiento estadístico de las cifras de fallecidos por el virus y admitan que, al menos, esa cifra se encuentra ya en «46.000 muertes».

A partir de ahí, por supuesto, los homenajes del Ejecutivo de Sánchez tendrán que incluir a todas las víctimas. No a las 28.000 que señaló la semana pasada el presidente del Gobierno.

El PP no tiene ganas de apoyar el decreto de ‘nueva normalidad’ de los socialcomunistas. Al menos, tal y como se anuncia el texto de ese decreto. Pero tampoco quiere dar la impresión de que no está dispuesto a negociarlo siempre que PSOE y Podemos se abran, efectivamente, a cambios significativos que hagan que ese decreto permita un relanzamiento de la actividad económica y de las medidas de seguridad sanitarias en caso de rebrotes.

Por eso, ha aceptado sentarse a debatir el decreto y ha designado a Ana Pastor como su representante en una posible negociación del texto sobre la ‘nueva normalidad’. Pero, en absoluto existe una postura favorable al texto del decreto de ‘nueva normalidad’ . Ni a la misma negociación de él sin que se cumplan una serie de condiciones previas al debate del articulado.

Es más, sin el reconocimiento previo, y antes del miércoles, de la cifra real de fallecidos por el coronavirus, no habrá encuentros de negociación. Y la cifra base de la que parte el PP es la de 46.000 fallecidos.

El dato del PP no llega a los 47.194 muertos que registra el INE como exceso de mortalidad frente a 2019. Pero sí se apoya en los datos que llegan de los registros civiles de España por medio de anticipos extraídos del sistema MoMo de recuento de los fallecidos en exceso.

Todas estas estadísticas demuestran que los datos oficiales mostrados por el Gobierno están manipulados y retocados para dar la sensación de que España ha gestionado la crisis del coronavirus mejor de lo que lo ha hecho.

El PP no acepta comenzar las negociaciones sin reconocer la realidad del daño y sin rendir homenaje a todos los fallecidos por la enfermedad.
Pedro Sánchez se negó la semana pasada a hacerlo, asegurando que los homenajes lo serán en favor de 28.000 fallecidos.

Agencia Nacional para Coordinar el Sistema Sanitario

Las condiciones pasan por la creación de una Agencia Nacional para Coordinar el Sistema Sanitario. Un organismo que tendría como representantes permanentes de las autonomías, bajo un mando del Ministerio de Sanidad, a las autoridades sanitarias, que no sólo se tendrían que reunir en el Consejo Interterritorial sino también trabajar permanentemente por la salud pública. La Agencia contaría con una unidad específica de prevención y seguimiento de pandemias.

Además, debería garantizarse el refuerzo de personal y de las infraestructuras en lo concerniente a la atención primaria, creando corredores desde las urgencias hasta las áreas específicas de hospitalización de los afectados por alguna enfermedad infecciosa.

La creación de un ‘pool’ nacional de profesionales sanitarios para que se puedan desplazar a las zonas en las que se necesita un refuerzo para combatir algún tipo de pandemia, así como clarificar la situación de los médicos MIR y que cuenten con más plazas, también figuran en esa lista de condiciones.

También, la regulación de un plan Covid-19, no sólo para el seguimiento de los enfermos que se han curado pero que puedan tener secuelas importantes, sino también para elaborar actuaciones que disminuyan las listas de espera.

Además, se debería impulsar una sanidad exterior más cualificada, que tenga más recursos y con una reserva estratégica de material para cualquier otra pandemia.

Mejor atención a los mayores 

Se exigirá una mejor atención a los mayores en sus residencias o domicilios, teniendo en cuenta la cronicidad de las enfermedades y las pluripatologías.

Se pedirá el refuerzo del presupuesto en I+D+I, y la apuesta por la investigación nacional, sobre todo en aquellos centros que investigan sobre la búsqueda de tratamiento y vacuna del Covid.

Se exigirá mayor coordinación legislativa en materia sanitaria para eliminar duplicidades y evitar recurrir a la excepcionalidad constitucional.

Y se aprovechará la negociación para establecer una financiación acorde y suficiente para todo el sistema sanitario, en el que se incluya potenciar los recursos humanos con un refuerzo en las plantillas, así como establecer una central de compras para abaratar la adquisición de material.

Lo último en España

Últimas noticias