Crisis del coronavirus

Iglesias presiona a Sánchez para regularizar de urgencia a 600.000 inmigrantes ilegales por la pandemia

Podemos también exige nacionalizar por la vía rápida a los no comunitarios que prestaron servicios esenciales

"La irregularidad nos cuesta dinero", esgrime el portavoz morado en el Congreso para defender la medida

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha elevado la presión sobre el PSOE de Pedro Sánchez para proceder a una regularización masiva de alrededor de 600.000 inmigrantes que se encontraban en España en situación irregular cuando se decretó el estado de la alarma por el coronavirus.

Con tal fin, el partido de Iglesias ha remitido al Partido Socialista en el Congreso un documento abierto para llegar a un punto de encuentro al respecto. Así lo ha anunciado este miércoles el portavoz de Podemos en la Cámara baja, Pablo Echenique, que también ha exigido que se otorgue la nacionalidad a los no comunitarios que desempeñaron tareas esenciales durante la pandemia, conforme al real decreto 463/2020. Un número que, en este caso, el portavoz podemita no ha podido cuantificar.

Tras registrar hace unas semanas una proposición no ley (PNL) para promover una regularización general de ‘sin papeles’, la formación del vicepresidente segundo del Ejecutivo quiere ir más deprisa con este asunto y ha dirigido ya una propuesta formal a su socio de Gobierno.

De este modo, Unidas Podemos quiere conceder el permiso de residencia y trabajo a los extranjeros que estuvieran en España cuando se declaró el estado de alarma y otorgar la nacionalidad española a los inmigrantes que hayan trabajado en servicios esenciales durante la crisis del coronavirus.

«Acorralar al racismo»

En rueda de prensa telemática en el Congreso, el portavoz del grupo parlamentario confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común ha dicho que de materializarse esta doble medida supondría «cumplir con los derechos humanos, reforzar la economía y luchar contra la economía sumergida, garantizar la sostenibilidad de las pensiones y acorralar al racismo y la discriminación».

«Respecto a las personas sin residencia y solicitantes de asilo y aquellas que puedan verse afectada por una perdida sobrevenida de autorizaciones para seguir en territorio español, el Gobierno debe ser valiente para evitar una situación que traerá exclusión social», ha lanzado Echenique a los socialistas.

Además, Echenique ha esgrimido que esta propuesta «se trata de la decisión correcta no sólo desde el punto de vista de los derechos humanos, sino también desde el sanitario y económico. La irregularidad nos cuesta dinero», ha subrayado el portavoz podemita.

Residencia y trabajo

En la PNL registrada por Unidas Podemos, con el apoyo de ERC y Bildu, se decía que «se asignará número de afiliación a la Seguridad Social de forma automática y de oficio junto con la concesión del permiso de residencia y trabajo».

Los partidos piden que se conceda inicialmente un permiso temporal por un periodo de 5 años, que autorizará a la residencia y al trabajo, por cuenta ajena y propia, sin ningún tipo de limitación, ni territorial ni sectorial.

Los únicos requisitos para la concesión de este permiso serían que el solicitante acredite su identidad y que reside en España, al menos, desde el 14 de marzo de 2020 mediante cualquier documento acreditativo de su estancia en el territorio anterior a esa fecha.

Ingreso Mínimo Vital

Recientemente, agrupaciones de militantes de Podemos, asociaciones de inmigrantes y otros colectivos autodenominados ‘antirracistas’ lanzaron un manifiesto para que 700.000 inmigrantes irregulares que se encuentra en España tengan acceso al Ingreso Mínimo Vital aprobado por el Ejecutivo socialcomunista.

De esta manera, pidieron eliminar el primer requisito que se ha de cumplir para solicitar dicha ayuda: residir legalmente durante más de un año de manera ininterrumpida en España.

El manifiesto se amparaba en la «situación de especial precariedad a la que se han visto expuestas las personas en esta situación a causa del Covid-19» Según relataban, el contexto actual ha puesto en relieve la «gran aportación de las personas migrantes a la economía y al sostenimiento de la vida», que sin embargo, sostienen que «se produce en condiciones de invisibilidad y explotación».

El conjunto de asociaciones señala que no se puede hablar de estado de bienestar «si no garantiza la protección de uno de los pilares que lo sostienen, las personas migrantes, muchas de ellas en situación irregular». Entre los firmantes de este escrito se encontraban, por ejemplo, la delegación de Podemos en Cataluña, agrupaciones de militantes del partido de Pablo Iglesias, asambleas feministas o la formación política Izquierda Unida.

Todos ellos advertían al Gobierno de que no podrá cumplir con uno de los pilares en los que ha decidido basar su legislatura, la Agenda 2030: «No podrán cumplirla si no toma medidas inmediatas y sostenidas para asegurar que las persones migrantes en situación irregular accedan a los beneficios sociales mínimos que garanticen que no se queden atrás», enfatizaron haciendo mención al eslogan repetido especialmente por el partido de Iglesias sobre la importancia de que «nadie se quede atrás». «Los nadie», ha dicho Echenique este miércoles.

Lo último en España

Últimas noticias