Zaplana: “Mi partido ha renunciado a tener un relato sobre lo que ha aportado a la Comunidad Valenciana”

Eduardo Zaplana
Eduardo Zaplana. (Foto: EFE)
Comentar

El ex presidente de la Generalitat valenciana y ex ministro de Trabajo de José María Aznar, Eduardo Zaplana, ha advertido que el PP “ha renunciado a tener un relato sobre lo que ha aportado” a la Comunidad Valenciana “desde el año 95” y ha afirmado: “Sin saber bien de dónde se viene, asumiendo los errores que haya que asumir, resaltando los logros obtenidos, es muy complicado explicar bien dónde quieres ir”.

Así se ha pronunciado este lunes el que fuera jefe del ejecutivo valenciano entre 1995 y 2002 durante la conferencia ‘El éxito de la España de las autonomías y las reformas necesarias’, que ha impartido en el Ateneo Mercantil de València y que ha contado con la presencia del conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz.

Al respecto de la posición de los partidos políticos en la Comunitat actualmente, ha considerado que el PSOE “está limitado por su pacto y la falta de empuje de sus siglas a nivel nacional”, mientras que Ciudadanos “presenta un cierto desconocimiento del ADN de esta tierra“, ha opinado.

Al mismo tiempo, a su juicio, “Podemos está diluido por el Gobierno y por no formar parte de él, en una amalgama de cierto radicalismo ideológico”. “Pero tampoco desde la sociedad civil se vislumbran iniciativas para mostrar propuestas y empujar a cambios que son imprescindibles”, ha alertado.

Durante su intervención, ha advertido que la Comunitat Valenciana “lleva años sin un proyecto claro, gastando los esfuerzos en criticar al adversario, en mirar el pasado o buscar fantasmas sin encontrar un ideario propio y el rumbo que debemos tomar”.

El ex dirigente ‘popular’ ha censurado que “en lugar de aprovechar la herencia recibida”, ha tenido lugar una “embriaguez colectiva”. “Giramos sobre nosotros mismos sin un proyecto claro”, ha advertido.

Zaplana ha señalado que la Comunitat “tiene un nuevo Gobierno y que él no “alcanza a saber cuál es su rumbo”. “Con todo el respeto hacia todo el mundo, creo que carecemos del pulso político que requieren los tiempos actuales”, ha agregado.

Para el ex presidente de la Generalitat, “nadie duda de que esta tierra tiene un grave problema, mucho más allá de la clase política”. “No se puede decir que las responsabilidades sean de todos”, ha puntualizado”, pero tampoco “hacer de la política el chivo expiatorio”.

“Crisis política sin precedentes”

En este sentido, cree que hay una “crisis política de magnitud sin precedentes”, tanto a nivel regional como nacional e internacional, una quiebra que va “mucho más allá de nuevos y viejos partidos políticos y dirigentes”. Esta crisis política es la “principal causa de desafección”, ha apuntado.

Así, ha relacionado el “descrédito” con “operaciones judiciales contra la corrupción” en las que, “en ocasiones, el ruido mediático es superior a los hechos”. “No todos tienen la misma magnitud”, ha defendido.

Debates sobre financiación

Sobre la Comunitat, ha señalado que “hace falta realizar el relato de lo que aquí ha pasado desde que accedió al autogobierno”. “Nadie lo hace ni tiene interés en hacerlo, sin esa base, los debates sobre financiación siempre estarán mutilados y se convertirán en meros instrumentos de ataque y márketing de las formaciones políticas”, ha advertido.

Sobre este punto, ha resaltado que las “reivindicaciones localistas, por justas que sean, no pueden sustituir la necesidad de impulsar un proyecto para hacer de esta tierra un referente potente del Mediterráneo y de Europa”. “Nuestro futuro tendrá más que ver con el liderazgo que con la reivindicación”, ha asegurado.

Zaplana ha criticado que “se mire a Madrid solo para pedir y no para aportar y exigir un modelo autonómico que, con las reformas necesarias, ha sido un éxito colectivo y lo debe seguir siendo”.

Ha reclamado una reforma de la Constitución, “no para abrirla en canal, pero para apuntalar lo que necesita ser apuntalado y dar salida a la complejísima situación en la que nos hemos metido”.

“No soy partidario ni de la recentralización de competencias ni del cantonalismo de los derechos de autodeterminación”, ha manifestado, antes de reivindicar que “la soberanía nacional debe corresponder al conjunto del pueblo español”.

Sobre Cataluña

Por otro lado, en relación a “crisis políticas como la de Cataluña”, cree que “la concordia es posible y es lo que desea la mayoría de la sociedad”. “El futuro de todos no puede caer en manos de la minoría que considera que cuanto peor mejor”, ha enfatizado, antes de aclarar que “no se trata de mirar a otro lado ante los desafíos que se han producido, pero sí de mirar adelante”.

Últimas noticias