Manifestación en Palma

El cine, el teatro y la restauración se unen contra el derribo del Bungalow y la dictadura de Costas

Marcos Cabotá: "Estamos ante una nueva decisión política que elige la vía de la destrucción en vez de la educación"

'El Casta': "No se puede aplicar la ley a ciegas cuando se trata de un edificio con un montón de años de historia"

Laura Aguiló: "Estoy extremadamente contenta y emocionada. El apoyo de la gente ha sido increíble"

Protesta masiva contra la dictadura de Costas que quiere tirar el Bungalow y los chiringuitos de Baleares

Maleni Bonet: «El Bungalow es patrimonio de los mallorquines y vamos a defenderlo a capa y espada»

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La concentración ciudadana de apoyo a El Bungalow celebrada este domingo en Ciudad Jardín, enfrente del propio restaurante, ha contado con más de un millar de asistentes. Entre ellos, algunos ilustres personajes de la comunidad balear, como el humorista El Casta, se han sumado a la lucha para evitar el derribo de este histórico establecimiento del litoral de Mallorca.

Tras la batucada, OKDIARIO ha podido entrevistar a múltiples figuras conocidas. Una de ellas es el director de cine mallorquín, Marcos Cabotà, que ha expresado su opinión acerca de la decisión de Demarcación de Costas de derribar El Bungalow el próximo marzo de 2023.

«Estoy absolutamente en contra. Me parece que podemos gastar el tiempo y el dinero en otras cuestiones mucho más importantes. Tenemos el edificio de GESA que parece que es intocable y aquello es un desastre. En cambio se preocupan en pequeños restaurantes, chiringuitos o puestos de playa que nunca jamás han hecho daño a nadie», ha dicho Cabotà.

«Pienso mucho en mi generación, que hemos tenido la suerte de poder comer una paella con los pies en la playa, aunque sea una vez en todo el verano. Y pienso en las generaciones que vienen que no van a poder hacerlo porque al final estamos con la política de la destrucción en vez de la solución. Por todo esto estoy aquí dando mi apoyo absoluto al Bungalow y a cualquier restaurante o chiringuito que tenga una causa parecida», ha concluido el cineasta Marcos Cabotá.

Como era de esperar, el humorista Agustín Martínez, más conocido como El Casta, también ha opinado al respecto, aunque antes ya había pronunciado un discurso en defensa de la no demolición de este emblemático negocio de la costa mallorquina.

«El derribo no tendría que hacerse de ninguna manera. Estamos en esta reivindicación. Durante mi speech ya he dicho que El Bungalow es un edificio que deberíamos proteger. No se puede aplicar la ley a ciegas cuando estamos hablando de que este edificio tiene un montón de años. Estamos por tanto reivindicando un estilo de vida y sencillamente que nos dejen un sitio para poder comernos una paella tranquilamente un domingo viendo la bahía», ha declarado el humorista.

El Casta ha proseguido así: «Reivindicamos que el hecho de poder disfrutar de las vistas de Palma no esté al alcance únicamente de los millonarios. Es que El Bungalow es algo que la gente de aquí tiene como suyo y tenemos que reivindicarlo, a veces hay que plantar cara y decir: Hasta aquí hemos llegado». » Esta es nuestra reivindicación, a ver si hay suerte», ha añadido.

Asimismo, quien también se ha posicionado en contra del derribo de este establecimiento en primera línea del mar  es otro rostro conocido de las Islas como Víctor Sánchez, empresario y promotor del movimiento la Resistencia balear. «Yo creo que es una intrusión y es un ataque directo a la propiedad privada. Es un ataque a la historia, un ataque a un sitio al que todos hemos venido, todo hemos vivido y todos hemos estado aquí, en el Bungalow. Yo creo que deberían dar un paso atrás, deberían replanteárselo cuando han venido más de 3.000 personas a reivindicar el derecho a estar aquí», ha defendido Sánchez.

«Y es que esto (El Bungalow) cuenta con más de tres generaciones de personas de aquí, de gente del barrio. Y creemos que deberían echar marcha atrás en estas decisiones que van en contra de la propiedad privada, de la libertad de elección de trabajo y de vida», ha sentenciado Víctor Sánchez.

Al mismo tiempo, este digital ha podido hablar con una de las propietarias de este local con más 40 años de historia ubicado en la zona costera de Palma. Ella es Laura Aguiló y afirma estar muy emocionada por la cantidad de gente que ha acudido en masa este domingo a la manifestación celebrado en El Bungalow.

«Estoy extremadamente contenta. El apoyo es inmenso y muy acogedor. Ha sido increíble, no pensábamos que viniera tanta gente. Estoy muy emocionada, la verdad que sólo al hablar ya me saltan las lágrimas. Es que ha salido espectacular, súper bien», ha expresado Aguiló.

Por otro lado, Cati Pascual es una persona que conoce muy bien a la familia que lleva el restaurante El Bungalow, pues ha trabajado en éste en diferentes etapas de su vida. Ahora, ella forma parte del movimiento Salvem al Bungalow y, como no podía ser menos, también ha asistido al acto reivindicativo de hoy.

«Cuando fui jovencita, con 21 años, trabajé como camarera aquí. Me dio la oportunidad Maleni (copropietaria) de trabajar con ellos. Después, más adelante, volví para trabajar como cocinera. Siempre me han brindado oportunidades de trabajo y de crecimiento personal. No tengo más que palabras de agradecimiento hacia ellos y por eso les apoyo en esta complicada situación que viven», ha indicado.

En cuanto a la decisión de Costas, ha dicho lo siguiente: «Es difícil de entender que en tu propia ciudad sean capaces de hacer un desastre como éste. Se ve claramente que El Bungalow es una propuesta que no hace daño a nivel ecológico».

Finalmente, este diario digital ha entrevistado a Francisca Grimalt, una participante activa durante la manifestación celebrada esta mañana en los alrededores del restaurante. Francisca ha mostrado su rechazo absoluto al empeño de Costas de querer destruir este histórico chiringuito de playa del litoral mallorquín.

«Lo encuentro muy mal hecho. En primer lugar porque es un sitio espectacular como se puede ver. También porque aquí trabaja gente, unas 20 familias, las cuales se quedarían sin trabajo. Además, esta gente que está trabajando o los dueños del Bungalow están pagando sus impuestos, lo están haciendo todo correctamente, incluso están limpiando la zona. ¿Para qué quitar una cosa que funciona? ¡No tiene sentido! No tiene sentido que tengan que quitar sitios tan emblemáticos como éste a gente trabajadora».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias