Alimentos

Magnesio, ¿por qué es necesario?

Cuando tenemos los niveles de magnesio más altos ello evita que se produzcan y desarrollen fuertes dolores de cabeza.
Magnesio, ¿por qué es necesario?

El magnesio es un nutriente que el cuerpo necesita para mantenerse sano y es importante para muchos procesos que realiza el cuerpo. Es lo que indica el National Institutes for Health.

Así, realiza muchas buenas funciones para nuestro organismo, como regular la función de los músculos y el sistema nervioso, entre otros.

Beneficios de tomar magnesio

Contra la migraña. Cuando tenemos los niveles de magnesio más altos ello evita que se produzcan y desarrollen fuertes dolores de cabeza o migrañas.  Así, la suplementación con magnesio puede llegar a reducir la frecuencia y la intensidad de los ataques de migraña.

Huesos más fuertes. Tanto si se toma solo o con calcio, ayuda a reforzar los huesos en gran manera. Entre sus funciones están la de inhibir la resorción ósea, la creación de hueso, el mantenimiento de unos huesos más fuertes y la ayuda al crecimiento en niños y adolescentes.

Contra el estrés. Cuando tenemos menos magnesio o no tomamos, entonces podemos aumentar nuestros niveles de estrés, ansiedad y depresión. Cuando lo tomamos, bajamos nuestros niveles de estrés y además se perfila como un factor preventivo de depresión.

En qué alimentos lo encontramos

Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la ingesta del magnesio puede ser menor de lo recomendable en nuestro país, de ahí que debamos aumentar su ingesta. Los encontramos en ciertos cereales, frutos secos, carne, huevos, leche, vegetales, chocolate, café, legumbres, alimentos de granos enteros, yogures.

Si tenemos una dieta baja en este mineral, es importante tomar suplementos en magnesio. Pero esto nos los debe recomendar el médico o nutricionista.

Cuánto magnesio necesitamos

Bebés hasta los 6 meses de edad: 30 mg

Bebés de 7 a 12 meses de edad: 75 mg

Niños de 1 a 3 años de edad: 80 mg

Niños de 4 a 8 años de edad: 130 mg

Niños de 9 a 13 años de edad: 240 mg

Adolescentes (varones) de 14 a 18 años de edad: 410 mg

Adolescentes (niñas) de 14 a 18 años de edad: 360 mg

Hombres: 400–420 mg

Mujeres: 310–320 mg

Mujeres embarazadas: 350–360 mg

Mujeres en período de lactancia: 310–320 mg

Lo último en Salud

Últimas noticias