Embarazo

Embarazo: cómo evitar las enfermedades estacionales

Los resfriados y otras dolencias estacionales deben evitarse todo lo posible en el embarazo.

Las enfermedades alimentarias durante el embarazo

Enfermedades autoinmunes y embarazo

Niños, enfermedades estacionales y antibióticos

Embarazo enfermedades estacionales
Descubre cómo tratar las dolencias estacionales durante el embarazo

Durante el embarazo es importante cuidar la dieta pero también la salud, especialmente durante la temporada de frío. La razón es simple. Una mujer embarazada no puede tomar todos los medicamentos en caso de gripe , enfermedades estacionales o incluso enfermedades infecciosas peores, por lo que más vale prevenir que curar. El problema de las enfermedades estacionales también surge porque llegan de forma repentina y dañina, en el sentido de que debilitan tanto el organismo que incluso pueden llegar a provocar fiebres muy altas. Descubramos más sobre estas enfermedades y cómo las podemos tratar durante el embarazo.

Embarazo: cómo evitar las enfermedades estacionales

Las enfermedades estacionales durante el embarazo, y también a cualquier otra persona, suelen ocurrir en el otoño que es una estación en la que podemos pasar de un día soleado, a uno con nubes y lluvia, pero también en invierno, cuando podemos pasar de estar en un sitio cerrado pasando calor a a salir a la calle y congelarnos de frío. La mujer embarazada debe tener aún más cuidado con estas dolencias típicas del otoño y del invierno, que pueden provocarle laringitis, una fiebre debilitante u obligarla a ser hospitalizada.

Pero, ¿cuáles son las dolencias otoñales que pueden afectar a una mujer embarazada? Comienza con olas de frío por subidas o bajadas bruscas de temperatura, pero también es posible tener las clásicos resfriados que todo el mundo padece en esta época. . Muy a menudo, una salida sin chaqueta o bufanda es suficiente para inflamar la garganta o provocar ese desagradable resfriado que temen las mujeres embarazadas.

Dolencias estacionales en el embarazo: qué hacer

La solución para combatir los males estacionales del otoño y del invierno pasa principalmente por la atención a la ropa. Es importante vestirse a capas. El llamado método cebolla, en el que se parte de una camiseta de manga corta y se le añade encima un jersey y una chaqueta con capucha o un buen abrigo con un gorro, y que son las prendas ideales para la temporada de invierno. Así, si sales a caminar y sientes calor, puedes quitarte alguna de esas capas, y en el caso de que te llegue una tormenta repentina, gracias a la capucha o al gorro puedes evitar mojarte la cabeza.

Otra cosa que hacer para prevenir y curar los males estacionales es adoptar una dieta sana y equilibrada . De hecho, las frutas y verduras son el mejor complemento natural para la mente y el cuerpo.

Lo último en Bebés

Últimas noticias