Embarazo

Enfermedades alimentarias de la madre durante el embarazo: listeriosis, toxoplasmosis…

La toxoplasmosis o la salmonelosis son enfermedades alimentarias que pueden afectar mucho durante el embarazo.

enfermedades alimentarias embarazo
Descubre las enfermedades alimentarias que pueden afectar en el embarazo

Cuando una mujer está embarazada puede ser más propensa a sufrir de infecciones que cuando no lo está, dando que su sistema inmunológico se vuelve menos eficiente; además, algunas infecciones que en un sujeto sano no causan especial preocupación durante el embarazo pueden tener graves consecuencias para el feto. Os hablamos ahora de las enfermedades alimentarias de la madre durante el embarazo: listeriosis, toxoplasmosis….

Enfermedades alimentarias de la madre durante el embarazo: listeriosis, toxoplasmosis…

Comer alimentos seguros es importante para la salud de todos, pero lo es aún más para algunas categorías de personas más sensibles. Una de estas categorías está representada por mujeres embarazadas . De hecho, después de la concepción en el cuerpo de la mujer, comienzan los cambios que pueden hacerla más vulnerable , exponiéndola más a la posibilidad de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos.

Por ello y como consejo general, se deben seguir las siguientes pautas a la hora de cocinar y preservar los alimentos. En concreto estas:

  • Evita beber agua no potable;
  • Presta atención a los utensilios de cocina que se utilizan para trabajar las materias primas o los productos no recomendados durante el embarazo.
  • Lava con cuidado la superficie de trabajo sobre la que se han manipulado productos no recomendados durante el embarazo;
  • Lávate las manos con frecuencia, especialmente después de manipular alimentos crudos o acariciar animales o siempre antes de preparar alimentos o comer.
  • Ten cuidado de no colocar alimentos recomendados durante el embarazo en superficies de trabajo o platos donde se hayan colocado alimentos no recomendados.
  • No almacenes los productos cocidos durante mucho tiempo y desecha inmediatamente los productos caducados.

Cómo organizar el frigorífico:

Es importante también mantener limpios los estantes del frigorífico, intenta separar los alimentos crudos y cocidos en distintos recipientes, la temperatura del frigorífico debe mantenerse por debajo de 4 ° C y la del congelador a menos 17 ° C.

Con estas pautas evitaremos sufrir cualquiera enfermedades alimentarias en el embarazo, pero es importante conocer también cuáles son los microorganismos más comunes que pueden llegar a ser potencialmente peligrosos durante los meses de gestación y que provocan precisamente esas enfermedades:

Salmonelosis

Salmonella, que es una bacteria que tiene como hábitat el tracto digestivo de humanos y animales, si se contrae durante el embarazo, puede ser peligrosa; por ello, es mejor evitar los alimentos crudos, los huevos crudos y prestar atención, al romper los huevos, a las cáscaras y al recipiente que se utilizó para romperlos. También evita los mariscos crudos.

Toxoplasmosis

El Toxoplasma es un protozoario de naturaleza ubicua, los huéspedes intermediarios son aves y mamíferos y el huésped definitivo es el gato . En el intestino del gato se produce la replicación del protozoo que posteriormente se excreta con las heces y desde aquí infecta el suelo. Los mamíferos o las aves comen vegetales que crecen en suelos contaminados y, a su vez, se contaminan. En el huésped intermedio, el toxoplasma se instala en el tejido muscular; por esta razón deben evitarse las carnes crudas. Sin embargo, la seroconversión en el embarazo es un evento muy raro, con una incidencia de 0,5-1%, pero que puede tener consecuencias malformativas muy graves, por lo que es bueno prestar atención.

El toxoplasma se activa 24 horas después de la deposición de las heces, por lo que no es necesario apartarse del gato al inicio de la gestación, solo usa guantes al cambiar la caja de arena y cámbiala inmediatamente después de la deposición de las heces.

Por otro lado, es útil en el embarazo, si la mujer embarazada no ha contraído previamente la infección, tener precauciones dietéticas y generales particulares:

Precauciones generales

  • Evita la jardinería o puedes hacerla solo con guantes
  • No toques los cuchillos con los que se cortó la carne cruda
  • Cambia la caja de arena para gatos con guantes y cámbiala con frecuencia.

Comidas que se deben evitar

  • Carne cruda
  • Embutidos crudos
  • Verduras crudas
  • Fruta sin pelar

Alimentos que se pueden ingerir

  • Embutidos cocidos (por ejemplo, jamón cocido y mortadela)
  • Fruta pelada
  • Vegetales cocidos
  • Carne cruda enfriada rápidamente a -20 ° C durante al menos 15 días

Listeriosis:

Listeria monocytogenes es una bacteria ubicua, lo que significa que se puede encontrar en cualquier lugar, en el agua o en la tierra e incluso en los alimentos. La listeriosis es una enfermedad rara, pero puede tener graves consecuencias en la gama de personas con mayor riesgo desde el punto de vista inmunológico.

Cada año afecta a 1 de cada 140.000 personas, con 200 nuevos casos por año; por tanto, es una patología poco frecuente pero del 10 al 20% de los afectados son mujeres embarazadas. Los síntomas son variados y dependen de los sujetos afectados. En adultos más débiles y ancianos puede causar meningitis, encefalitis y septicemia severa.

En mujeres embarazadas suele manifestarse como un síndrome pseudogripal , con dolores musculares, fiebre, dolores de estómago y otros síntomas inespecíficos como fatiga y dolores diversos. En el feto, sin embargo, las consecuencias pueden ser más graves con un aumento de los casos de parto prematuro, muerte fetal, aborto y listeriosis congénita. En el 5% de los casos, el feto no informa ninguna consecuencia de la infección; en el 70% el feto muestra signos de listeriosis congénita, mientras que, lamentablemente, en el 15-25% de los casos la infección conduce a la muerte fetal y al aborto.

En las mujeres embarazadas, la probabilidad de contraer esta infección por alimentos contaminados es 17 veces mayor que en la población con un sistema inmunológico intacto.

La listeriosis tiene una incubación promedio de 3 semanas pero este tiempo es muy variable; los síntomas pueden aparecer tanto inmediatamente como después de 2 meses. Desafortunadamente, el diagnóstico de listeriosis es complejo porque los síntomas son inespecíficos pero si se sospecha una infección por listeriosis, será bueno tomar una muestra de sangre para verificarla (incluso si la confiabilidad de esta prueba no es máxima) y luego comenzar terapia con antibióticos, que podría evitar que la bacteria pase de la madre al feto.

Comidas que se deben evitar

  • En general, se aplican las restricciones válidas para la infección por toxoplasmosis, por lo tanto no a los alimentos crudos.
  • Verduras crudas.
  • Productos delicatessen listos para consumir, patés y similares, no enlatados, o platos con embutidos listos para el consumo;
  • Es mejor evitar los quesos blandos con mohos como el brie y el gorgonzola y en cualquier caso evitar comer las cortezas de queso. Es posible comer quesos elaborados con leche pasteurizada; incluso los quesos duros se pueden comer en paz quitando la cáscara. En general, es mejor comprar productos industriales que artesanales porque están sujetos a mayores controles.
  • Productos ahumados como salmón o trucha;
  • Todos los alimentos cocinados almacenados durante mucho tiempo a temperaturas incorrectas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias