La Junta de Andalucía abre los brazos a los madrileños mientras la izquierda los insulta

La Junta de Andalucía abre los brazos a los madrileños mientras la izquierda los insulta.
La Junta de Andalucía abre los brazos a los madrileños mientras la izquierda los insulta.

La Junta de Andalucía ha dejado claro este miércoles que no discriminará a ningún tipo de turista y, a través de su consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha abierto los brazos a los madrileños, siempre y cuando cumplan las normas anti-Covid. El Gobierno andaluz lo hace en un contexto en el que, desde la izquierda radical de la comunidad, liderada por Adelante Andalucía, difunden mensajes de odio hacia la capital, como «odio Madrid» o «hartos de Madrid».

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha querido dejar claro este miércoles que Andalucía es una «tierra hospitalaria y de brazos abiertos» que recibe «a todo el mundo encantado», por lo que los madrileños y ciudadanos «de cualquier otra comunidad autónoma van a ser bien recibidos» en la región, aunque, «como a todos los españoles y visitantes, les pedimos que cumplan las normas» sanitarias para la prevención de contagios de coronavirus.

En una entrevista en Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, el consejero portavoz se ha pronunciado así después de que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, señalara la pasada semana que la Administración andaluza «monitorizará» la situación de la pandemia en municipios con segundas residencias de ciudadanos madrileños.

Al respecto, Bendodo ha defendido que «es obligación de cualquier gobierno tener monitorizada la evolución de la pandemia en todos los rincones de Andalucía, en todos los municipios, y especialmente lo hemos hecho este verano en la costa», según ha añadido antes de insistir en señalar que los andaluces «recibimos al turismo con los brazos abiertos», aunque como a «cualquier persona», se le pide al visitante «sentido común y responsabilidad».

De esta manera, ha apuntado que «monitorización es ver cómo evoluciona la pandemia», y es una cuestión distinta a la medida que adoptó este martes el Consejo de Gobierno de realizar cribados masivos de test rápidos de antígenos en determinados municipios donde se ha detectado una «especial incidencia» de contagios de Covid-19.

Atención primaria

Sobre la situación de la Atención Primaria en Andalucía, el consejero portavoz ha reconocido que ha habido «una especial incidencia» en la misma este verano coincidiendo con las vacaciones de los «grandes profesionales sanitarios» de la comunidad, a quienes desde la Consejería de Salud y Familias se les pidió que «aprovecharan los meses de junio, julio, agosto y parte de septiembre» para disfrutar de su descanso tras llegar al inicio del verano «exhaustos por la gestión de la primera ola» de la pandemia.

Bendodo ha defendido que «todos los datos» apuntaban al final del estado de alarma decretado por el Gobierno central para combatir la pandemia –que se levantó el 21 de junio– que «se iba a producir una segunda ola» de la pandemia en España, pero que sería «en otoño, coincidiendo con la llegada de la gripe, a primeros de octubre», y por eso desde la Consejería de Salud se optó por que los profesionales sanitarios aprovecharan sus vacaciones en verano, porque el otoño venía «fuerte».

Sin embargo, la segunda ola «se ha adelantado un mes y medio» y ha generado una «especial incidencia» en Atención Primaria, según ha reconocido Bendodo, que, no obstante, ha apostillado que, «con la progresiva reincorporación de los profesionales» sanitarios a sus puestos tras las vacaciones, «la situación está ya volviendo a la normalidad».

Ahora bien, según ha matizado, «el Covid ha venido para quedarse y nos cambia los parámetros», por ejemplo, a la hora de ir a un centro de salud, que ya no puede ser «como antes» de la pandemia para evitar «colapsos» y contagios, de ahí que «muchas veces» haya que optar por realizar las consultas «vía telemática o por teléfono» y no de forma presencial, siguiendo «las nuevas normas y protocolos del Ministerio de Sanidad», según ha añadido.

También ha puesto de relieve que la Junta ha «reforzado con 5.400 horas de telefonía» el servicio de Salud Responde para estos meses de septiembre, octubre y noviembre, por lo que «la problemática de colapso que había de llamadas está ya resuelto», según ha señalado Bendodo, quien ha defendido que «si hay una prioridad» para el Gobierno de PP-A y Cs «es la salud», que «es lo mas importante que tenemos», y al respecto ha puesto de relieve que el presupuesto de la Consejería de Salud ha superado este año «por primera vez en democracia los 11.000 millones de euros».

Lo último en España

Últimas noticias