Ponce, Morante y Aguado cortan una oreja cada uno en El Puerto de Santa María

Ponce, Morante y Aguado cortan una oreja cada uno en El Puerto de Santa María
Enrique Ponce en una de sus faenas (Foto: EMMA GORJÓN).

Lleno en los tendidos de la bella plaza de toros de El Puerto de Santa María para la primera corrida en la localidad gaditana tras el confinamiento. Para celebrar su centenario un cartel de gran categoría: Morante de la Puebla, Enrique Ponce y Pablo Aguado con toros de la ganadería de Juan Pedro Domecq.

Ir a los toros con el Covid-19 incluye: medida de temperatura y limitación de aforo, esta vez el 50%, y uso de mascarilla obligatorio. Se siguieron las normas a rajatabla, cuidando milimétricamente cada detalle.

Abrió cartel Enrique Ponce, el diestro que más está toreando esta temporada tan inusual, pero para él con el foco de la prensa encima. Brindó al público la faena (su recién estrenada novia, Ana Soria, se encontraba en el tendido). Con el capote no tuvo casi opción a lucirse pero con la muleta lució sus mejores naturales de la temporada, de momento.

Su faena se basó principalmente en la mano derecha. Tras lograr unir varias series seguidas remató toreando en redondo. Tras un pequeño enganchón del animal y un pinchazo, finalizó la faena. El público le premió con una ovación.

El segundo de la tarde fue para el sevillano Morante de la Puebla. Recibió al toro por medias verónicas muy seguidas, consiguiendo levantar al público de los tendidos. Fueron muy buenos los pares de banderillas, que provocaron las palmas de los aficionados.

El viento impidió que el sevillano pudiera lucirse al cien por cien con la muleta pero aún así dejó detalles importantes. Encandiló con una tanda de derechazos rematando con un pase por la espalda. Siguió varias tandas por naturales rematando por lo alto. No se puede estar más valiente y más torero con un astado tan deslucido.

Cerró la faena con una estocada entera el hoyo de las agujas, dejando que el animal cayera en segundos. Tras una fuerte petición de oreja por parte del público, le otorgaron el premio.

El tercero de la tarde para el joven Pablo Aguado. Lo recibió por medias verónicas muy ajustadas. Siguió por chicuelinas hasta llevar el toro a los medios. El sevillano toreó muy despacio con la muleta, siempre tirando hacia abajo, mostrando largos muletazos. Continuó toreando por la izquierda llevando al animal a su terreno. Fue espectacular la forma en la que Aguado dominaba cada vez más al toro. Poco a poco fue forjando una faena de importante valor. Fue ligando cada muletazo cuidadosamente al son de la música, consiguiendo que el público se volcara con él. Empañó la faena con la espada, tras un pinchazo terminó con una estocada entera. El público sacó los pañuelos para premiarle la gran faena y le concedieron la oreja.

Cuarto de la tarde para Enrique Ponce. El valenciano demostró que se encuentra en un gran momento. No le faltaron ganas en su ultimo de la tarde. Destacaron una serie de medias verónicas para recibir al toro. Con la muleta forjó una faena muy ligada, siendo protagonista su mano derecha. Al son de la canción del Concierto de Aranjuez, Ponce mostró al público una faena sosegada, con muletazos lentos arrimándose al toro cada vez más hasta que cerró la faena anclado de rodillas en la arena toreando en redondo. Consiguió que el público se levantara de sus asientos para darle la mejor ovación de la tarde. Finalizó la faena con una estocada entera. Le premiaron con una oreja.

Morante de la Puebla recibió al quinto de rodillas pegado al burladero. El animal embistió muy bien en el caballo. El sevillano continuó pegado a tablas hasta lograr llevar a los medios al animal para poder torear mejor pero no tuvo suerte ya que el animal se paraba. Apenas tenía fuerza para poder embestir, se caía, algo que imposibilitaba la lidia. Decidió abreviar cuanto antes con una media estocada. El público le premió con una ovación.

Cerró la noche Pablo Aguado, que recibió al sexto con medias verónicas en los medios. El animal tenía poca fijeza e impedía al sevillano poder ligar cada muletazo. Tuvo que abreviar la faena ante la imposibilidad del animal. Se fue sin ningún trofeo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza Real de El Puerto de Santa María, Cádiz. Corrida de toros del 140 aniversario del coso. «No hay billetes» del 50% reglamentario.
Toros de Juan Pedro Domecq.
Enrique Ponce, ovación y oreja.
Morante de la Puebla, oreja y ovación.
Pablo Aguado, oreja y silencio.

Lo último en Toros

Últimas noticias