Dietas

Dietas bajas en carbohidratos: ¿tienen riesgos para la salud?

Entre los diferentes tipos de dietas, están las dietas bajas en carbohidratos. ¿Son plenamente saludables? Aquí te lo contamos, toma nota.

Hidratos de carbono
Dietas bajas en carbohidratos

Las dietas bajas en carbohidratos, o low carb, siguen estando muy en alta, principalmente entre quienes buscan adelgazar rápido. La promesa es simple: al recortar significativamente la ingesta de hidratos de carbono, se lleva el cuerpo a metabolizar la grasa acumulada como reserva energética. Pero, en la práctica, es necesario evaluar hasta qué punto esta restricción es saludable o necesaria. ¿Tienen riesgos para la salud las dietas bajas en carbohidratos? A continuación, intentamos contestar a esta pregunta, ¡sigue leyendo!

¿Qué tener en cuenta antes de hacer dietas bajas en carbohidratos?

Lo primero es entender que los carbohidratos son un macronutriente que representan la primera fuente de energía para nuestro cuerpo. Una vez ingeridos, estos compuestos se “rompen” en moléculas menores de azúcares, que penetran fácilmente en el torrente sanguíneo. Por ello, suponen para nuestro cuerpo una buena fuente para la rápida generación de energía.

Sin embargo, es cierto que esta energía se gasta tan rápido como se produce. En consecuencia, si somos muy activos, podemos tener hambre rápidamente tras comer una comida rica en carbohidratos. Ya las grasas y las proteínas suelen proporcionar una saciedad más duradera tras su consumo.

Los hidratos también estimulan la síntesis de proteínas en el cuerpo. Por ello, las personas que hacen una alimentación volcada a la hipertrofia, con el objetivo de aumentar su masa muscular, pueden no verse beneficiadas por dietas bajas en carbohidratos.Hidratos de carbono

¿Es necesario restringir el consumo de carbohidratos para adelgazar?

Esta es una pregunta compleja, pero si tenemos una perspectiva amplia, lo más acertado sería decir que ¡NO! Poner a los carbohidratos como los grandes “villanos” de la alimentación moderna supone una comprensión limitada.

Nadie engorda por ingerir hidratos de carbono, y sí por hacerlo en exceso, sin respetar los requerimientos nutricionales de su cuerpo. Y los problemas de salud frecuentemente asociados a su consumo, se deben principalmente a la mala elección de las fuentes de este macronutriente.

Desde hace décadas, se viene incrementando la ingesta de harinas y azucares refinados, así como de productos ultraprocesados. Cuando lo más beneficiosos sería dar preferencia a los carbohidratos complejos, que están presentes en los alimentos naturales.

Entonces, ¿las dietas bajas en carbohidratos tienen riesgo para la salud?

La respuesta dependerá principalmente de cómo se ponen en práctica estas dietas bajas en carbohidratos. La restricción excesiva o prolongada de este macronutriente no se considera saludable, cuanto menos necesaria para lograr gestionar el peso corporal.

Un estudio presentado durante la reunión de la Sociedad Europea de Cardiología, apunta a que las dietas low carb pueden elevar el riesgo de muerte prematura. También se ha observado un incremento en la predisposición a enfermedades coronarias y cerebrovasculares, algunos tipos de cáncer e infartos fulminantes.

En este sentido, las dietas bajas en carbohidratos pueden utilizarse puntualmente y a corto plazo como una estrategia para fomentar el adelgazamiento, mejorar la sensibilidad a la insulina y controlar la glucemia. Pero a largo plazo sí pueden tener riesgos significativos para la salud, como sugieren los investigadores.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias