COMUNIDAD DE MADRID

Sánchez exigía en 2017 un plan de apoyo a la natalidad como el que acaba de lanzar Ayuso en Madrid

Ayuso Sánchez natalidad
Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, exigía en 2017, antes de llegar a la Moncloa, que se pusieran en marcha políticas públicas para atajar el problema de la baja natalidad en España. Unas políticas que ahora ha impulsado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con un ambicioso plan de apoyo a la maternidad en el que va a invertir casi 4.600 millones de euros en cinco años.

Además de las 80 medidas que va a desarrollar el Ejecutivo madrileño en el marco de sus competencias, Ayuso va a pedir la colaboración del Gobierno de Sánchez para que, a su vez, desarrolle políticas también orientadas a revertir la tendencia descendente en el número de nacimientos a nivel nacional.

En este sentido, la dirigente popular va a remitir una carta esta semana al presidente Sánchez sugiriéndole las políticas que puede poner en marcha. Un guante que, a tenor de las palabras del socialista en 2017, recogerá de buena gana, a pesar de que en su estrategia de «España 2050» dejó de lado esta cuestión, como le afeó la escritora Ana Iris Simón en un demoledor discurso que corrió como la pólvora.

«Sigue  bajando la natalidad y España se sitúa a la cabeza de Europa en maternidad tardía. La precariedad laboral y la ausencia de políticas para ayudar a las familias con hijos son la causas principales de este problema», defendía el Sánchez de 2017, que desde que es presidente del Gobierno no ha hecho mucho por revertir esta situación.

Para enmendar esto, Ayuso propone a Sánchez que reduzca la cuota empresarial de la Seguridad Social de los trabajadores que incorporen tras el permiso de paternidad y la puesta en marcha de incentivos y beneficios fiscales a las empresas que flexibilicen los horarios de trabajo.

Asimismo, pide al Ejecutivo Central mejorar el mínimo personal y familiar exento de tributación, especialmente en el caso de las numerosas y monoparentales y ampliar la deducción por maternidad de la que pueden beneficiarse las madres trabajadoras dadas de alta en la Seguridad Social desde los tres años -momento en el que dicha deducción finaliza en la actualidad- hasta los seis años de edad del menor.

Respecto a las familias monoparentales, también plantea que se amplíe el permiso de paternidad para acercarlo al que disfrutan de manera conjunta las familias con dos progenitores, así como duplicar la deducción para estas familias, las numerosas y  las que tienen hijos con discapacidad pasando de los 100 a los 200 euros mensuales.

Por otra parte, la dirigente popular pide al socialista activar el mecanismo de coordinación entre comunidades autónomas para la búsqueda de familias adoptivas para los menores adoptables que no encuentren una en los respectivos registros regionales y simplificar los trámites para las familias adoptivas.

«Nos necesitamos unos a otros y ojalá hoy sea el día en el que nuestras agendas políticas dan un cambio en este sentido», manifestó Ayuso este lunes en la presentación de su plan de natalidad, poco después de pedir al Gobierno «fondos europeos, medidlas para la conciliación y más flexibilidad laboral» para el fomento de la natalidad. «Nos centramos normalmente en cómo no tener hijos y, sin embargo, nos dejamos de lado como sí hacerlo», agregó.

Lo último en España

Últimas noticias