El gerente de González en Inassa acusó al gobierno de Cifuentes de pactar con los socios colombianos para echarlo

canal de isabel ii
Edmundo Rodríguez Sobrino, tras ser detenido por la Guardia Civil. (Foto: EFE)

Edmundo Rodríguez Sobrino, el responsable de Inassa y el hombre fuerte del ex presidente Ignacio González en los diferentes negocios del Canal en América, señaló al consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid y actual presidente de la sociedad de aguas madrileña, Ángel Garrido, de urdir un plan con los accionistas colombianos, a quienes calificaba de corruptos y “ladrones”, para poder apartarlo de la compañía.

La acusación de “ladrones” y corruptos contra los accionistas colombianos de Triple A, propietarios de una parte de la sociedad de aguas de Barranquilla, Inassa, fue vertida por Rodríguez Sobrino nueve meses antes de la redada de la operación Lezo durante la conversación que mantuvo con el empresario colombiano José Manuel Daes Abuchaibe, el 21 de julio de 2016, en uno de los salones del hotel Villamagna de Madrid. Daes, más conocido en su país como Yuyo, estaba interesado en la compra de la rama suramericana del Canal. En aquellas fechas las pesquisas de la Audiencia Nacional eran todavía secretas.

El gerente de González en Inassa acusó al gobierno de Cifuentes de pactar con los socios colombianos para echarlo

Aquel encuentro fue registrado por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil por medio de micrófonos direccionales. Y esa grabación sirvió para aportar a la aún incipiente investigación del caso Lezo un testimonio clave para despejar algunas de las sospechas sobre un posible saqueo continuado desde la compra de Inassa en 2001.

Una fuente próxima a la investigación señala que Ángel Garrido, número dos de Cristina Cifuentes en la Comunidad, fulminaba a Rodríguez Sobrino, sospechoso entonces de corrupción, pero al mismo tiempo mantenía un pacto con los empresarios colombianos que también estaban siendo investigados. Uno de ellos, incluso, había sido seguido por la agencia antidroga norteamericana (DEA).

El reconocimiento del saqueo

En la grabación de los agentes de la UCO, toda una pieza de convicción, que fue desvelada en exclusiva por OKDIARIO y más tarde reproducida por otros medios de comunicación, Rodríguez Sobrino reconocía el fraude en la compra de Inassa al inicio de la conversación con el colombiano Yuyo:

Edmundo (ED): A ver, (el Canal) invirtió 95 millones en una operación, ehh, que tú conoces.

Yuyo (YU): No se entiende.

ED: En la que le robaron 25 millones porque cuando yo entré, Yuyo, aquello valía 10, aquello valía 10.

YU: …(No se entiende) todos sabemos.

ED: Aquello valía 10, bueno… Esto.

YU: No se entiende.

ED: Canal cobró 65 millones, ehh, de dividendos que le he dado yo.

Sobrino se limitaba a recordar lo que había sucedido durante el mandato de Alberto Ruiz Gallardón, en el que la Comunidad de Madrid invirtió, entre 2001 y 2003, más de 100 millones de euros en la adquisición de la empresa colombiana de suministro de aguas a la ciudad de Barranquilla a través de una offshore del paraíso fiscal de Panamá.

Aquella operación y otros movimientos financieros posteriores fueron acreditados como fraudulentos por la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional, y desembocaron en la bautizada como operación Lezo, que llevó a la cárcel a Rodríguez Sobrino y a su jefe Ignacio González.

El magistrado Eloy Velasco aseguraba en un auto judicial que el Canal había invertido en Inassa “unos 100 millones de euros, en una sociedad cuyo valor societario sería muy menor, rondando los 30 millones”.

Una grabación con mucho más contenido

Sin embargo, aquel encuentro veraniego entre Sobrino y su amigo colombiano, que duró una hora y cinco minutos y en el que ambos analizaron la situación de las sociedades del Canal en América, dio mucho más de sí. OKDIARIO revela algunos de los exabruptos y acusaciones de Rodríguez Sobrino, que han quedado perdidos en el arcano del sumario.

Sobrino se mostraba durante toda la entrevista con Yuyo indignado por la actitud de Cristina Cifuentes y de los socios colombianos que controlaban el 18,76% de las acciones de Inassa: Luis Nicolella del Cano, Nelson Polo Carbonell y Enrique Miguel Guerlain. Según él, entre todos le habían preparado una encerrona en Madrid tras la improvisación de la celebración del Consejo de la sociedad Triple A.

La transcripción de los agentes de la UCO no deja margen a la duda:

ED: Yo estoy cabreado, estoy cabreado porque he transformado una mierda en una empresa cojonuda y estos cabrones (se refiere a Cristina Cifuentes, Ángel Garrido y los colombianos) me han echado a patadas y tú lo sabes mejor que nadie porque tú lo has vivido.

YU: No se entiende.

ED: Sí, sí, yo le he devuelto el brillo a esto.

YU: No se entiende.

ED: Ladrones.

YU: No se entiende.

ED: ¿Haber denunciado aquello? Sí pero si lo denuncio qué te voy a decir. ¿Qué es lo que hubiera ocurrido? Si yo denuncio aquello, Canal se va entonces, yo me voy, claro, y aquello se rompe y hoy aquello sería un desastre, aquello sería un desastre. A ver, tú y yo lo sabemos.

Y Edmundo Rodríguez, el hombre de confianza de Ignacio González, se quejaba: “Una persona del Canal (tras cerrar un acuerdo con la Presidencia) que es consejero en Inassa se me acerca y me dice: ‘Edmundo, como eres amigo mío quiero contarte la verdad…la verdad es que el Consejo ha sido un montaje , así como suena, para que te salgas pero no vamos a cumplir nuestro compromiso contigo”.

Resulta sorprendente, que los agentes de la UCO de la Guardia Civil cada vez que toma la palabra el colombiano José Manuel Daes Yuyo anoten “no se entiende”, sin que se transcribas sus palabras. Así a lo largo de toda la entrevista. Una fuente judicial manifestó a OKDIARIO que es un tanto desconcertante: “Supongo que se deberá a que no entienden el argot lingüístico utilizado por el colombiano, algo que podrían haber resuelto con la ayuda de otro ciudadano de ese país. No se entiende que se escuchen bien las palabras de Sobrino y no las de Daes”.

Rebotado con Cifuentes

Edmundo desde el primer momento de la conversación se mostraba muy crítico con Cristina Cifuentes sobre todo por la manera como estaban gestionando la crisis en la empresa: “La actual presidenta es una presidenta débil porque no tiene la mayoría para gobernar. Ella necesita a Ciudadanos y eso significa que cada vez que alguien dice cualquier cosa, ella se mea físicamente para, uumm: ‘Yo soy la más honrada, yo soy la más pura, corrupción cero, ehhh soy el nuevo PP, no tengo nada que ver con el antiguo PP’, etc, etc, etc”.

Y más adelante el ex gerente de Inassa y del resto de sociedades americanas, sigue criticando a Cifuentes y a Garrido: “Y dicen: ‘Como esto es muy raro lo mandamos al fiscal del Estado y lo han mandado a la Fiscalía cuando no hay absolutamente nada”.

Rodríguez Sobrino se lamentaba de que el nuevo equipo iba a desmantelar todo cuando el Canal había facturado en América en el último año 320 o 330 millones de dólares.

El gerente de González en Inassa acusó al gobierno de Cifuentes de pactar con los socios colombianos para echarlo

Las críticas veladas de Sobrino hacia Cifuentes se centraban principalmente en la actuación de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid cuando fue vocal del Consejo del Canal entre 2012 y 2014. En las actas del Canal del consejo de noviembre de 2012, la presidenta de la Comunidad firmó junto al resto de los consejeros un manifiesto a favor de la gestión de Ignacio Gónzález. El escrito destacaba la “rigurosa labor desempeñada por Ignacio González al frente de la Presidencia del Canal, cargo que ha ejercido con brillantez durante nueve años consecutivos”.

La presidenta de Madrid, que ocupaba ese cargo en su condición de delegada del Gobierno, también participó en otro consejo en el que afirmó que nunca se había ocultado la información y que el Consejo daba todo tipo de aclaraciones. Y concluía: “Manifiesto mi apoyo a este proceso -sobre la creación de una nueva sociedad en el Canal- y desde la Administración General del Estado estamos para ayudar en lo que sea posible. Agradezco la rigurosa y amplia información ofrecida y recibida sobre la propuesta de creación de la nueva sociedad”.

Así mismo, Cifuentes formaba parte del Consejo cuando el Canal decidió comprar la empresa brasileña Emissao por 21,5 millones en 2013, una de las operaciones investigadas por la Audiencia Nacional.

Últimas noticias