Fiscalía General del Estado

La mayoría afín al fiscal general apoya que no se investiguen las filtraciones sobre el novio de Ayuso

La Junta de Fiscales de Sala ha estudiado este miércoles el caso de la filtración denunciada por Alberto González

La fiscal de Madrid no compartía la decisión de la nº 2 de Álvaro García Ortiz y pidió un pronunciamiento de la Junta

querella Ayuso
Álvaro García Ortiz, Ángeles González Conde y Alberto Gonzalez Amador.

La Junta de Fiscales de Sala ha decidido este miércoles que no hay que investigar a los dos compañeros del Ministerio Público por presunta revelación de secretos por el comunicado de prensa difundido sobre un pacto con Alberto González, pareja sentimental de la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, sobre una investigación judicial por posible fraude fiscal.

En una reunión que arrancó a las nueve y media de la mañana y se desarrolló hasta la tarde, la élite fiscal ha estudiado la causa que se sigue en un juzgado madrileño. La fiscal provincial María de la O Silva pidió el pronunciamiento de sus superiores al estar disconforme con la orden recibida de la teniente fiscal del Tribunal Supremo, Ángeles Sánchez Conde.

Ese choque surge cuando a la Fiscalía le llega la petición de informar al Tribunal Superior de Justicia de Madrid sobre si está a favor o en contra de admitir la querella para investigar las comunicaciones entre la fiscal jefe de Madrid, Pilar Rodríguez, el fiscal de delitos económicos Julián Salto y el propio fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz. El abogado de Alberto González pide averiguar cómo se llegó a la decisión de difundir la polémica «nota aclaratoria» en la que se profundizaba sobre los emails que estaban circulando entre el fiscal y el abogado en materia fiscal del novio de Ayuso. Mientras que Sánchez Conde sostiene que lo pertinente es archivar la querella, como ya se hizo con la que presentó el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) por los mismos hechos, María de la O Silva apuesta por lo contrario: admitir y hacer unas primeras diligencias.

Ante tal discrepancia, Silva invocó el artículo 27 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF), según el cual cuando un fiscal «recibiere una orden o instrucción que considere contraria a las leyes o que, por cualquier otro motivo estime improcedente», se lo trasladará a su superior y, en caso de persistir la discrepancia, éste podrá convocar Junta de Fiscales de Sala.

El fiscal general se ha abstenido del asunto porque tiene conocimiento de los hechos, por lo no ha estado presente en la reunión de este miércoles. Tampoco han asistido el fiscal José Luis Bueren, que se ha jubilado y ha protagonizado precisamente este miércoles un acto de despedida, y los fiscales Antonio Vercher, Elvira Tejada, Alejandro Luzón y Jesús José Tirado, que han excusado su presencia.

15 de 32 afines a García Ortiz

De esta manera, se han sentado 32 fiscales de Sala en la mesa, de los que 15 son miembros de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), asociación cercana al fiscal general, incluidas la propia Sánchez Conde y dos exjefas del Ministerio Público, Dolores Delgado y María José Segarra.

Otros 8 pertenecen a la Asociación de Fiscales (AF), incluidos dos de los fiscales del procés, Consuelo Madrigal y Fidel Cadena. Y los 9 restantes no están afiliados a ninguna asociación, como el ex fiscal jefe Anticorrupción Manuel Moix. Silva necesitaba convencer a 8 de ellos para hacerse con la mayoría. En todo caso, los fiscales votan de manera independiente, en ocasiones sin seguir el criterio de sus respectivas agrupaciones profesionales.

4 horas de debate

Sánchez Conde ha sido la primera en intervenir. Ha defendido que se debía archivar la querella que presentó la pareja de Ayuso contra los fiscales del caso por presunta revelación de secretos, no únicamente porque entiende que no hay indicios de delito, sino porque la Fiscalía ya se pronunció en este sentido el pasado 9 de abril sobre la querella del Colegio de Abogados de Madrid por los mismos hechos, por lo que aboga por mantener la unidad de criterio. En todo caso, el magistrado de ese caso ha decidido ignorar la petición del Ministerio Público y elevar el caso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya que los fiscales señalados están aforados ante esa instancia.

La Fiscalía de Madrid, al mostrarse en contra de la admisión de la querella de los abogados madrileños, defendió la «legitimidad constitucional» del comunicado de prensa difundido y esgrimió que, sobre la base de datos ya difundidos, trató de hacer frente a informaciones «inveraces».

Este miércoles, tras la intervención de la teniente fiscal en la junta, Silva ha tomado la palabra para exponer su postura. Posteriormente, le ha seguido el resto de fiscales de menor a mayor antigüedad. A las doce de la mañana se ha suspendido el cónclave por un acto de despedida al fiscal de Sala José Luis Bueren por su jubilación. A las tres horas, la junta ha retomado el debate para que se pronunciaran los fiscales que aún no habían fijado posición. Finalmente, ha sido avalada la postura de Sánchez Conde porque «no hay delito, ni existen indicios contra los querellados», a ojos del sector mayoritario.

Lo último en España

Últimas noticias