Ministerio de Igualdad

Montero triplica los gastos del Instituto de la Mujer en sus primeros cuatro meses: de 1,8 a 6,6 millones

Podemos aprovecha que controla Igualdad para hacer amplia propaganda de cada de uno de sus controvertidos proyectos

Montero publica un manual de actividades para "educar en diversidad": sopas lésbicas y círculo de abrazos

Ver vídeo

El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, dependiente del Ministerio de Irene Montero, ha gastado en sus cuatro primeros meses bajo mandato de Podemos más de 6,6 millones de euros, el triple del dinero desembolsado en el mismo periodo del año anterior.

Así consta en la información mensual de la Ejecución presupuestaria de la Administración del Estado y sus organismos públicos que recoge el Ministerio de Hacienda. En concreto, según esta documentación oficial de la Intervención General, el Instituto de la Mujer que dirige Beatriz Gimeno desde finales de enero ha realizado pagos por un importe de 6.670.000 euros entre el 1 de febrero y el 31 de mayo, coincidiendo la mayor parte de este tiempo con la vigencia del estado de alarma en España por la crisis del coronavirus.

Sin embargo, en los mismos meses del ejercicio de 2019, dependiendo entonces del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad que encabezaba Carmen Calvo, el Instituto de la Mujer gastó 1.883.000 euros. La socialista Silvia Buabent estaba al frente del organismo al comienzo de 2019 pero fue relevada en marzo por Rocío Rodríguez Prieto para concurrir en la lista del PSOE al Senado por Madrid.

Contando también el mes de enero de 2020, el Instituto de la Mujer ha realizado pagos hasta el pasado 31 de mayo por un importe total de 7.039.000 euros, mientras que en los primeros cinco meses del ejercicio anterior, con un Gobierno socialista monocolor, no pasó de los 2.287.000 euros.

Colectivo ‘trans’

La entrega de la competencia de Igualdad por parte del PSOE a sus socios de Podemos para formar el actual Ejecutivo bipartito creó especial recelo entre las feministas sociales, un malestar que se ha visto incrementado en estos meses por la fuerte apuesta del Ministerio de Podemos por promover una regulación específica para el colectivo ‘trans’, donde, según denuncian desde el PSOE, se «niega la existencia del sexo biológico» y se produce un «borrado de las mujeres».

Además de esta pugna con su socio de Gobierno, desde Podemos también están aprovechando que controlan el Ministerio de Igualdad de Irene Montero para hacer amplia propaganda audiovisual y en redes sociales de cada de uno de sus controvertidos proyectos y medidas. Todo ello, tirando de chequera a costa del contribuyente, como ya reflejan los datos de ejecución presupuestaria que recoge la Intervención General de la Administración del Estado.

Tal y como ha publicado OKDIARIO, el departamento de Irene Montero y sus organismos adscritos vienen despilfarrando dinero público en pintorescas iniciativas como la elaboración de polémicas guías en las que se dice que «las mujeres consumen alcohol por su situación de desigualdad» o se propone la realización de «sopas lésbicas» para promover la «diversidad sexual».

Así mismo, ha sido el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades que gestiona Beatriz Gimeno el que ha licitado recientemente un contrato de casi medio millón de euros para la prestación de un servicio de atención telefónica sobre «discriminación por sexo» que incluirá denuncias de «publicidad sexista».

Y es que la propia Gimeno ya consideró como tal unas placas decorativas de «héroes» y «princesas» que comercializa un empresario de Madrid con el que se puso en contacto por carta para que cambiara el diseño de las mismas alegando haber recibido quejas ciudadanas al respecto en el Ministerio, a través del Observatorio de la Imagen de las Mujeres.

En plena crisis económica por la pandemia del coronavirus, el Ministerio de Irene Montero ha destinado 464.534,42 euros (impuestos incluidos) a este servicio de atención telefónica. El contrato tiene un periodo de ejecución de dos años. Según el pliego del expediente, este teléfono «permitirá la recepción de quejas de publicidad sexista emitida en cualquier soporte, medio de comunicación o redes sociales, para su ulterior canalización al Observatorio de la Imagen de las Mujeres del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, mediante el formulario establecido en el sitio web del organismo».

«Papel tradicional»

Gimeno reprochó al citado empresario de San Sebastián de los Reyes (Madrid) la «venta de modelos de placas de puertas para habitaciones infantiles en las que se ofrecen versiones diferenciadas en función de si son para niños o niñas; representando piratas y héroes en primer caso, con los mensajes ‘Aquí duerme un pequeño héroe’ o ‘Aquí duerme un pirata’. Y representando princesas en el segundo, con mensajes como ‘Aquí duerme una pequeña princesa’ o ‘Aquí duerme la reina de la casa’», decía la misiva.

A juicio de la directora del Instituto de la Mujer, «este tipo de diseños contribuye a fortalecer los estereotipos de género, vinculando a las niñas con el papel tradicional de princesas de cuentos y a los niños con roles vinculados a la acción, como los personajes de piratas o súper héroes».

«Quiero acogerme a la responsabilidad social que como empresa tienen para trasladarle estas observaciones y solicitarle que las tengan en cuenta en el diseño de sus productos en general, pero muy especialmente en aquellos dirigidos al público infantil. Con ello pueden contribuir a avanzar hacia una sociedad mucho más igualitaria para mujeres y hombres, lejos de roles estereotipados y discriminatorios», sentenció Gimeno en la carta.

Lo último en España

Últimas noticias