Feria de Valencia gastó 27,6 millones en una estación de Metro que nunca se construyó

feria-valencia
El recinto de muestras de Feria Valencia

Feria de Valencia, cuyo patronato estaba presidido por la alcaldesa Rita Barberá, gastó 27,6 millones de euros en la construcción de una estación de Metro que no existe.

A raíz de una denuncia presentada en 2011 por un ex directivo, la Fiscalía Anticorrupción investiga el sobrecoste de 341 millones de euros que registraron las obras de ampliación del recinto ferial de la ciudad del Turia.

Aunque Feria Valencia actúa jurídicamente como una entidad privada, su patronato está dirigido por representantes del Ayuntamiento de Valencia, la Generalitat, la Diputación de Valencia, la Cámara de Comercio, las Cortes Valencianas y distintas organizaciones empresariales.

La entidad aprobó en 2001 el proyecto de ampliación de su recinto de muestras, presupuestado en 300 millones de euros. Tan sólo tres años después, el comité ejecutivo de Feria Valencia presidido por el empresario Alberto Catalá introdujo varias modificaciones en el proyecto que dispararon su coste final hasta los 641 millones. Es decir, se produjo una desviación de más del 100% del presupuesto inicial.

Entre los 31 contratos incorporados en 2004, que sirvieron para justificar este sobrecoste, se encuentra uno de 25,2 millones de euros para la construcción de una estación de Metro y otro de 2,4 millones para ejecutar la prolongación de la linea 1 del Metro de Valencia.

La intención era construir una estación del suburbano en el interior del recinto ferial, para mejorar su conexión con la ciudad y la afluencia de visitantes a las muestras organizadas. Esta obra nunca se llegó a ejecutar, según consta en la denuncia, pese a lo cual su presupuesto sirvió para engrosar el sobrecoste del proyecto del recinto ferial.

La Generalitat avaló el coste del proyecto

La Fiscalía Anticorrupción investiga ahora si los contratos incorporados en 2004, algunos de ellos por conceptos que nunca se han llegado a ejecutar, sirvieron para desviar fondos a otros fines ilícitos.

El proyecto se aprobó en 2001 y se comenzó a ejecutar en 2002. Pero tan sólo dos años después, Feria de Valencia aprobó nuevas partidas, que se deberían haber previsto en el proyecto inicial: 39,6 millones para adaptar las instalaciones a la normativa antiincendios, 16,7 millones para la "mejora de los acabados" de los pabellones 1 y 2, 8,9 millones para mejoras en los pabellones 3 y 4, 6,3 millones para adecuar el Foro de Terramelar y 8,7 millones para "fuentes y estanques".

El comité ejecutivo de Feria Valencia también computó como sobrecoste una partida de 2,4 millones de euros para expropiaciones, que nunca se llegaron a ejecutar.

Aunque Feria Valencia obtiene sus ingresos de la organización de eventos y muestras, el proyecto de ampliación del recinto ferial estuvo avalado por la Generalitat. Además, la entidad se financiaba con Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) de la UE.

De espaldas al comité ejecutivo y el patronato

Un ex directivo de la entidad, José Antonio Caparrós, presentó en 2011 una denuncia por las presuntas irregularidades registradas en la ejecución del proyecto. La denuncia quedó luego archivada porque Caparrós no pudo depositar la fianza de 100.000 euros que el Juzgado de Instrucción número 14 de Valencia le reclamaba para seguir adelante con la causa.

Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción asumió en solitario la investigación, a partir del análisis de los documentos aportados por este ex directivo de Feria Valencia.

Además de las presuntas irregularidades en el proyecto del recinto ferial, Caparrós había denunciado que el presidente del comité ejecutivo, Alberto Catalá, pagó con los fondos de la entidad constantes viajes a Colombia, Frankfurt, París y Londres que realizó acompañado por el gerente de su propia empresa, Hijos de Rafael Catalá SA.

Del mismo modo, el denunciante indicaba que Catalá había vulnerado los estatutos de Feria Valencia, al adjudicar contratos de más de 120.000 euros sin informar ni al comité ejecutivo ni al patronato, que en aquel momento estaba presidido por la alcaldesa Rita Barberá.

Lo último en España

Últimas noticias