Cuidados del bebé

Leche de vaca o leche de crecimiento después del año ¿cuál elegir?

La leche de vaca es importante para el crecimiento del niño, pero solo debe darse a partir del año, Entonces ¿es la única leche que puede tomar el bebé o también puede tomar de crecimiento?.

leche de vaca
Descubre si la leche de vaca es la única leche que puede tomar el niño a partir del año

La lactancia materna suele ser recomendable hasta que el bebé cumple los seis meses de vida. Una vez llega a esa edad, es mejor apostar por una leche de sustitución, o de fórmula o crecimiento, pero a partir del año se aconseja la leche de vaca, aunque ¿es posible seguir con la de crecimiento?.

Leche de vaca o leche de crecimiento después del año 

leche de vaca

Cuando decidimos dejar de dar el pecho o se da la circunstancia de que el bebé ya no puede tomarlo más, o si ha sido alimentado con leche de fórmula desde que nació, es importante plantearse que a partir del año, la leche de vaca se introduzca en la dieta del bebé, pero no que esta se de antes de tiempo ya que podría no ser nada buena para la salud del niño.

Aunque la leche de vaca suele gustar mucho a los niños, no es un alimento adecuado para niños menores de un año de vida, por lo menos por dos motivos. En primer lugar, tiene un contenido de proteínas demasiado alto (tres veces mayor que la leche materna) y es baja en hierro (los pequeños necesitan una ingesta de hierro 5 veces mayor que los adultos). Por lo tanto, no es un alimento adecuado para las necesidades de un bebé que no haya cumplido el año, ya que además es difícil de digerir y a menudo crea estreñimiento. Es importante entonces no anticipar la introducción de este alimento, y de este modo vamos a poder evitar desequilibrios nutricionales y promover el peso excesivo.

¿Qué leche dar hasta el año?

La leche de sustitución o leche de crecimiento es la leche que se recomienda cuando el bebé deja la lactancia antes de cumplir el año, pero muchos padres deciden seguir con ella una vez el niño sobrepasa los 12 meses de vida, si bien este tipo de leche y su fórmula se puede comprar tanto para bebés de meses y luego para bebés desde los 12 meses hasta los tres años. ¿Entonces qué debemos hacer?.

La leche de crecimiento no deja de ser una leche que está enriquecida con nutrientes (hierro, vitaminas y minerales) útiles para su desarrollo. ¿Pero es esto realmente así? Sí que lo es, pero ante un vaso de leche de vaca poco puede ofrecer. Incluso muchos pediatras la desaconsejan porque es extremadamente costosa y sobre todo es demasiado azucarada.

Entonces, ¿cómo eliges? Los médicos sostienen que la nutrición del niño debe observarse cuidadosamente y a partir de dicha observación, podremos elegir. De este modo, si el bebé tiene una dieta muy rica en proteínas, mejor que la que aporta la leche de crecimiento, y viceversa, puedes optar por la de vaca. Al principio, además, puedes diluirla: 1 tercio de agua, dos tercios de leche. De esta manera, la haces un poco más ligero y le das tiempo al pequeño (y a su intestino) para que se acostumbren a este nuevo producto.

Lo último en Bebés

Últimas noticias