abusos a menores en Baleares

Nuevos casos ratifican las denuncias de la UE contra Armengol por no proteger a las menores tuteladas

Una decena de menores han sido abusadas a cambio de regalos y droga después de que el Govern se negara a investigar

La Fiscalía pide un total de 31 años a dos acusados de explotar a menores en un piso del barrio palmesano de Cala Major

El Parlamento Europeo señala a Armengol por el escándalo de los abusos a menores tuteladas

Estos son los casos de abusos a menores en Baleares por los que la misión europea investigará a Armengol

Francina Armengol y la presidenta del Consell de Mallorca, Cati Cladera.
Francina Armengol y la presidenta del Consell de Mallorca, Cati Cladera.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Los nuevos casos que se van conociendo ratifican la denuncia de la Unión Europea contra la presidenta del Govern, Francina Armengol, y la del Consell de Mallorca, Cati Cladera, por los fallos en la protección de menores tuteladas que se ven abocadas a sufrir abusos y explotación sexual en Baleares. El pasado mes de octubre, el Tribunal Supremo confirmó la condena de ocho años y medio de cárcel para un hombre por pagar y agasajar con regalos y droga a menores tuteladas a cambio de sexo en Mallorca y ahora se ha conocido la acusación de la Fiscalía contra otros dos individuos por unos hechos similares.

La Fiscalía pide un total de 31 años de cárcel a dos individuos acusados de abusar sexualmente de menores, algunas de ellas tuteladas, a cambio de regalos, drogas y alcohol. Para el principal acusado la Fiscalía pide 20 años de cárcel y 11 para el segundo. Los hechos sucedieron cuando ya había saltado el escándalo -enero de 2020- que el Ejecutivo balear siempre ha intentado ocultar.

Este último caso, pendiente de juicio, afecta a una decena de chicas menores de edad, según ha desvelado EL MUNDO, y los acusados son dos individuos de 37 y 22 años.  Son dos casos que se enmarcan en el escándalo sobre la existencia de una trama de abusos y explotación sexual en Mallorca a menores tuteladas, que tanto el Govern como el  Consell se han negado a investigar aunque sí lo ha hecho el Parlamento Europeo.

El caso pendiente de juicio se refiere a abusos sexuales a menores que tuvieron lugar entre septiembre de 2021 y febrero de 2022 en un piso del barrio palmesano de Cala Major. Se produjeron abusos sexuales a menores que se habían fugado de su domicilio o de los centros de acogida. El principal acusado, por el que la Fiscalía pide 20 años de prisión, proporcionaba regalos, alcohol y droga a las menores a cambio de sexo. Abusaba de las chicas cuando éstas tenían escaso poder de reacción debido al alcohol y las drogas. El acusado es de origen dominicano y se encuentra en situación irregular en España.

El segundo implicado, al que se le piden 11 años de cárcel, es argentino y está acusado de suministrar marihuana a las menores y de haber mantenido relaciones sexuales con una de ellas, según cuenta EM.

Estos casos se conocen después de la sentencia del Tribunal Supremos de principios de octubre que confirmaba la del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) sobre la condena de ocho años y medio de cárcel para un hombre por pagar y agasajar con regalos y droga a menores, varias de ellas tuteladas por la Administración, a cambio de sexo en Mallorca.

En este procedimiento se juzgó a otro varón, español de 65 años, que reconoció los hechos durante el juicio. En cambio, el segundo procesado, nigeriano de 40 años, se declaró inocente defendiendo que creía que las chicas eran mayores de edad. La Audiencia consideró probado que el acusado concertaba citas con las menores en hoteles de Palmanova y Magaluf para tener sexo con ellas, y que a cambio les regalaba ropa, dinero -en efectivo y por transferencia bancaria- y droga. Una de las menores tenía 14 años en la fecha de los hechos y mantuvo con ella relaciones completas a cambio de unos 600 euros.

El argumento principal del recurso del acusado era precisamente que estaba convencido de que las jóvenes eran mayores de edad, porque le manifestaron que habían cumplido 18 y una de ellas le remitió una fotografía de un DNI que lo corroboraría.

Entre otras pruebas, los agentes de la Guardia Civil examinaron móviles del acusado y constataron ofrecimientos de dinero -donde hasta se facilitaba un número de cuenta para hacer el ingreso- y diversas alusiones a que las chicas estaban recluidas en «el centro», de las que se podría deducir que el acusado sabría que eran menores.

El informe preliminar del Parlamento Europeo denuncia fallos en la protección de las menores tuteladas por el Consell de Mallorca y el Govern balear y asevera que se han estado incumpliendo las medidas de seguridad en los centros de acogida y que ha existido falta de coordinación entre las instituciones y las autoridades policiales.

Esta sentencia del Tribunal Supremos viene a confirmar las conclusiones de la Misión Europea sobre la falta de protección a las menores tuteladas cuyo informe denuncia fallos y falta de colaboración del Govern y el Consell de Mallorca con la Fiscalía y la Policía. Entre otras cosas, en la comparecencia ante la Misión Europea la Fiscalía lamentó que el Consell no proporcione las fotos de las menores que se fugan de los centros de acogida y que no le informe cuando estas chicas son localizadas.

La realidad es que la práctica totalidad de casos de abusos a menores tuteladas se producen durante las fuga de los centros de acogida.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias