Las confesiones de Orleans ante el fiscal suizo

Juan Carlos I cobró a través de Zagatka una comisión de 4,2 millones de OHL por un proyecto en México

Yves Bertossa
Yves Bertossa, Álvaro de Orleans y Bernard Bertossa.

Álvaro de Orleans confesó al fiscal suizo, Yves Bertossa, que en 2009 ingresó un cheque por importe de 4,2 millones de euros (en la moneda de pago: 4.689.930 dólares) en la cuenta de la Fundación Zagatka de Ginebra. Según el primo de Juan Carlos I, el dinero procedía de una comisión profesional por su intermediación en la venta de unos terrenos de Playa del Carmen (México) al holding español OHL, aunque Orleans sólo se refería en su declaración a «una empresa española de nombre Huarte».

En la fecha que figura en el cheque ingresado en la cuenta del Credit Suisse de Ginebra, 25 de mayo de 2009, la sociedad Huarte no existía como tal. Había sido absorbida 10 años antes por Obrascón, la constructora de Villar Mir, que junto a Lain habían constituido el grupo OHL. Ese dinero, en contra de lo que afirmaba Álvaro de Orleans, nunca pudo proceder de Huarte porque esa sociedad carecía de capacidad mercantil y jurídica.

Los investigadores sospechaban que los 4,2 millones podían proceder de un pelotazo especulativo que recalaba en una de las cuentas opacas de Don Juan Carlos por medio de sus testaferros, entre quienes se encontraba Álvaro de Orleans. La finalidad del interrogatorio era aclarar tal sospecha.

Juan Carlos I cobró a través de Zagatka una comisión de 4,2 millones de OHL por un proyecto en México
Declaración de Álvaro de Orleans en el marco de las diligencias secretas P14783/2018.

La declaración de Álvaro de Orleans ante el fiscal Bertossa se producía el 10 de octubre de 2018, tras la publicación en OKDIARIO de las cintas de Corinna Sayn Wittgenstein, en la que la princesa alemana lo señalaba como uno de los testaferros de Juan Carlos I, junto a Dante Canonica y Arturo Fasana. A raíz de las confesiones de la ex compañera sentimental del ex monarca, el procurador decidió abrir las diligencias secretas P14783/2018 contra los intermediarios de Juan Carlos I.

OKDIARIO ha tenido acceso a una copia de la primera y, hasta ahora, última declaración de Álvaro de Orleans ante Bertossa, en la que el familiar de Don Juan Carlos se limita a responder con ambigüedades, excepto cuando el procurador helvético le pone sobre la mesa los documentos de la investigación.

OHL niega el pago a Orleans

Dos meses antes de su comparecencia, en agosto de 2018, la policía judicial de Ginebra había allanado los despachos de Canonica y Fasana. Intervenía documentos que demostraban la existencia de toda una trama que se dedicaba a proporcionar opacidad a los bienes y cuentas de Juan Carlos I en el extranjero. La pieza clave de las pesquisas era una fundación de nombre Zagatka, que había sido constituida en Vaduz (Liechtenstein) hacía 15 años.

Álvaro de Orleans Borbón figuraba como primer beneficiario, pero la Fiscalía helvética estaba convencida de que el propietario real de la fundación era el Rey emérito, en cuya cuenta bancaria se había ingresado el supuesto cheque de OHL.

No obstante, el grupo constructor, por medio de su Dirección de Comunicación, negó a OKDIARIO cualquier pago al primo del ex monarca: «OHL jamás ha abonado a Álvaro de Orleans ninguna cantidad en concepto de intermediación en la compra de unos terrenos para un proyecto inmobiliario en Playa del Carmen, en México», manifestaron.

rey emérito
Álvaro de Orleans ingresó un cheque por importe de 4,2 millones de euros en la cuenta de la Fundación Zagatka  por su intermediación en la venta de unos terrenos de Playa del Carmen (México) al holding español OHL.

En su comparecencia judicial, Orleans se mostraba ambiguo y dubitativo: «No me acuerdo muy bien», «tendría que consultar la documentación», «me parece que se trata…», «me he confundido de fechas», «no recuerdo el nombre», «lo ignoro», «no lo sé…». Y así durante toda su declaración.

Orleans explicaba su supuesta participación en la operación de Huarte en Playa del Carmen de la siguiente manera: «Tratándose de la remuneración mencionada, se produjo como parte de un proyecto inmobiliario en México. Me gustaría puntualizar que mi participación en asuntos inmobiliarios en mi carrera profesional ha sido de manera fortuita, ya que en principio tengo una formación de Ingeniería».

Juan Carlos I
Orleans sólo se refería en su declaración a «una empresa española de nombre Huarte».

Pero Álvaro de Orleans le aclaraba al fiscal que llegó a adquirir «cierta experiencia y credibilidad en el sector» a raíz de su colaboración en una operación inmobiliaria con el Gobierno andaluz.

Las fechas del ‘pelotazo’ no cuadran

Y el noble ligado a la familia Borbón se esforzaba por explicarle a Bertossa su implicación en la operación mexicana: «A mediados de los años 90 tuve conocimiento de unos terrenos destinados a la venta en México, para ser más exactos en Playa del Carmen. Estos terrenos pertenecían a una empresa caribeña, esencialmente mexicana, de la cual no recuerdo el nombre. Esta empresa quería vender dichos terrenos y yo pensaba que era más interesante explotarlos».

Según Orleans, acordó con los vendedores, en función de su «visión del proyecto», que «una parte de los beneficios obtenidos del desarrollo de los terrenos le sería pagada».

El primo de Juan Carlos I reconocía a Bertossa que la comisión fue abonada en un cheque: «Lo que no era habitual es que me pagaran muy tarde. Ingresé esta remuneración en la cuenta de la Fundación Zagatka en Credit Suisse».

Bertossa le preguntó, mientras le mostraba el documento con el ingreso de los 4,2 millones, si era la remuneración en cuestión, y Orleans le contestó: «Sí, se trata de esta».

Gastos de Juan Carlos I

Otra cuenta en el mismo Credit Suisse de Ginebra, perteneciente a Zagatka, le servía a Orleans para pagar los vuelos privados en jet de Juan Carlos I, como pudo demostrar OKDIARIO. En los contratos con la compañía aérea británica Air Partner figuraba el primo Borbón como titular, pero le delataba el domicilio del documento: «Prince Álvaro J de ORLEANS-BORBÓN. Palacio de La Zarzuela. 28071. Madrid. Spain». El domicilio real de Juan Carlos I.

Juan Carlos I
Álvaro de Orleans puso como domicilio la dirección del Palacio de la Zarzuela, en el contrato comercial que firmó.

El noble español con residencia fiscal en Mónaco pagó, entre otros, el chárter que condujo al Rey emérito a Bahrein y Emiratos Árabes Unidos, en abril de 2016, en un Bombardier de la compañía británica Air Partner, por el que el primo de Juan Carlos pagó 125.000 euros.

Cuando Álvaro de Orleans mencionaba el proyecto inmobiliario en Playa del Carmen, en la Riviera Maya, podía referirse a Ciudad Mayacoba donde OHL invirtió cientos de millones de euros. Sin embargo, sus terrenos habían sido adquiridos por Huarte, antes de la fusión, a finales de los años 70. No tenía, por tanto, ningún sentido que el pago del cheque se efectuara 30 años después.

Juan Carlos I
Álvaro de Orleans, Don Juan Carlos y Arturo Fasana.

La fusión/absorción de Obrascón, que fue adquirida por Villar Mir en 1987, con Huarte y Lain se produjo entre 1998 y 1999. Años después, a través de su filial OHL México, el holding español llevó a cabo una espectacular salida a bolsa en el mercado bursátil mexicano.

Lo último en Investigación

Últimas noticias