Diesel permite una pancarta a favor de los golpistas en sus oficinas de Barcelona

Diesel permite una pancarta a favor de los golpistas en sus oficinas de Barcelona
Pancarta en la Plaza de Cataluña de Barcelona.

La marca Diesel permite que una pancarta a favor de los golpistas encarcelados cubra la fachada de sus oficinas, situadas en la céntrica Plaza de Cataluña de Barcelona.

La enorme pancarta cuelga, en concreto, de la planta quinta del número 9 de dicha plaza, donde se ubica la ONG Nova Innovació Social. En la planta baja de ese mismo edificio se localiza además la tienda de Desigual, la más grande de la marca en todo el mundo.

Se desconoce si la marca comparte la reivindicación, o, simplemente, la ONG actúa por su cuenta, pero lo cierto es que la pancarta, de enormes dimensiones-como se puede apreciar en la imagen-cubre buena parte de las ventanas de la citada firma textil, de origen italiano.

Su mensaje ‘Free Political Prisoners’, pide la liberación de los líderes secesionistas en prisión-el ex vicepresidente Oriol Junqueras, el ex conseller Joaquim Forn y los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart-acusados, entre otros, de delitos de rebelión y sedición.

Diesel permite una pancarta a favor de los golpistas en sus oficinas de Barcelona

Se da la circunstancia de que la ONG Nova Innovació Social, ‘vecina’ de Diesel, está presidida por Martí Olivella, un hombre con fuertes vínculos con el proceso independentista. De hecho, su nombre aparece en la investigación de la Guardia Civil por, según varias informaciones, haber impartido un ‘taller de resistencia’-organizado por los Comités de Defensa de la República- contra las actuaciones policiales durante el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Diesel permite una pancarta a favor de los golpistas en sus oficinas de Barcelona

Olivella- una de las caras más conocidas del activismo "pacifista" de Barcelona-coordinó los decálogos de ‘En pie de paz’, plataforma que aglutinaba el movimiento activista para boicotear el acceso de los agentes a las instituciones catalanas.

Según manifestó en una entrevista a ‘Racó Catalá’, una de las maneras de "mantener" un Estado catalán independiente sería "no cooperar" con todo lo que tuviese procedencia española. "¿De qué sirve una supuesta invasión de un vecino si la gente no compra los productos del vecino, hace boicot generalizado, hace inviable la recaudación de impuestos, bloquea vías de comunicación? De qué sirve un país que no trabaja para ti? Te pongo el ejemplo de Praga, durante la invasión soviética de Checoslovaquia. ¿Qué hizo la gente? Cambiaba los nombres de las calles. Llegaban las tropas rusas y no sabían donde estaban. Al final el gobierno claudicó".

Lo último en España

Últimas noticias