Francia vs España: Europeo balonmano 2018

Los Hispanos despiden a Francia y huelen el oro (23-27)

Los Hispanos despiden a Francia y huelen el oro (23-27)
Raúl Entrerríos celebra uno de los goles de los Hispanos frente a Francia. (AFP)

Cita histórica para los Hispanos, que se enfrentaban a una de sus bestias negras. Francia y España ofrecieron un espectacular batalla para hacerse con un puesto en la final del Europeo que se disputa en Croacia. La principal novedad en los de Jordi Ribera fue la aparición de Arpad Sterbik, que llegó para sustituir al lesionado Gonzalo Pérez de Vargas. Aún así, el escogido para defender el arco de la Selección fue Rodrigo Corrales.

Máxima igualdad en los primeros compases del encuentro. Sobre todo en el juego, porque los Hispanos comenzaron a distanciarse logrando una diferencia de tres goles en el marcador. Pero apareció Cedric Sorhaindo, que fue un continúo azote para la defensa española. El pivote del Barcelona trajo de cabeza a la mejor línea defensiva de todo el torneo.

Francia recortó distancias hasta volver a igualar la contienda. La figura de Arpad Sterbik emergió de una forma estelar. Tres penaltis en el primer acto y dos paradas. Esto devolvió la confianza a unos Hispanos que nunca dejaron de creer en sus posibilidades de plantarse en la quinta final de su historia en un Europeo.

Apisonadora hispana

Después de varios minutos con la igualada en el luminoso, la casta, trabajo y lucha de los Hispanos volvieron a mostrar su superioridad, plasmándola con creces en los últimos 10′ de la primera parte. Los goles de Ferrán Solé – un seguro de vida desde los 7 metros y desde cualquier punto -, Cañellas o Dani Sarmiento permitieron a los de Jordi Ribera comenzar a mandar holgadamente en el resultado.

El 9-15 con el que se llegó al intermedio dejaba encarrilado el pase a la final del Europeo, pero en la memoria quedan partidos como el de Eslovenia, donde una segunda mitad gris provocó la derrota de España. La relajación no entraba en los planes de los Hispanos, que salieron con la misma actitud en la segunda mitad.

La campeona del Mundo trataba de reaccionar, pero se topaban con la infranqueable defensa española que no iba a permitir que Francia le robase otro sueño de medalla. Por mucho que los de Dinart tratasen de recortar la extensa diferencia, los Hispanos no lo iban a permitir. Dani Sarmiento y Ferrán Solé lograron poner aún más tierra de por medio con un resultado de 13-21.

Seguros bajo palos

Con prácticamente el encuentro sentenciado, Rodrigo Corrales hizo de Gonzalo Pérez de Vargas al plantar un muro en su portería. Como también lo seguiría haciendo Arpad Sterbik cuando le tocaba detener los penaltis favorables a los galos. En el segundo acto: un penalti, una parada.

El crono corría y cada segundo que pasaba los Hispanos estaban un paso más cerca de estar en la final del próximo domingo – que saldrá de la otra semifinal entre Dinamarca y Suecia. Pero tocaba sufrir. Siete minutos sin marcar un gol y un parcial de 7-0 metió el miedo en el cuerpo a los de Jordi Ribera. Con una diferencia ya corta, tres paradas salvadoras de Rodrigo Corrales evitaron un susto mayor y que los franceses se terminaran de meter en el partido.

Los Hispanos no permitieron que Francia rebajase los tres goles de diferencia. Una distancia más que suficiente, que finalmente se convertirían en cuatro con el 23-27 final,  para dejar en el camino a los galos y plantarse en la final del Europeo de Croacia. Un torneo del que España tratará por todos los medios de traerse el oro desde Zagreb.

Lo último en Deportes