Recetas fáciles

Fresas cocinadas en agua de azahar

Fresas guisadas
Fresas en escabeche
Comentar

La fruta cocinada puede constituir un postre muy especial. Es el caso de estas fresas cocinadas en agua de azahar. Aquí te dejamos el paso a paso.

Fresas al Oporto

Fresas con vinagre

Fresas fritas

Las Fresas cocinadas en agua de azahar son básicamente frutas escabechadas. De hecho, cocinar los alimentos en un elemento ácido como vinagre o vino es una de las más utilizadas para la conservación a largo plazo. Se dice que esta técnica se realizaba en Persia desde tiempos inmemoriales para alargar la vida de los alimentos, mientras los romanos la usaban para potenciar los sabores. Actualmente, el escabeche se utiliza para preparar vegetales, carnes y frutas, las cuales son integradas en diversas preparaciones.

Para una óptima conservación, las fresas son escabechadas para disfrutarlas durante todo el año. La fresa es una fruta de temporada, aunque puede ser consumida en cualquier época del año congelada. Precisamente, al ser preparada en escabeche, puede ser conservada durante más tiempo. Este tipo de preparación es muy versátil, debido a que se puede utilizar para complementar un cremoso helado, o un yogurt griego para el desayuno.

Las fresas cocinadas en agua de azahar incrementan su efecto antioxidante. La ingesta de esta fruta rica en vitamina C es recomendada para fortalecer el sistema inmunológico. Por otra parte, su consumo regular contribuye a desinflamar el organismo y, gracias a su alto contenido en fibras, estimulan el funcionamiento de los intestinos. A continuación, se comentamos como preparar estas frutas escabechadas… ¡Sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 400 gramos de fresas
  • 90 mililitros de vinagre de manzana
  • 100 gramos de azúcar
  • 30 mililitros de agua de azahar
  • 180 mililitros de agua
  • Cómo preparar fresas cocinadas en agua de azahar:

    1. Lavar las fresas con agua fría y escurrir muy bien.Fresas
    2. Retirar las hojas y colocar en un frasco para conservas debidamente esterilizado.
    3. Verter el vinagre de manzana con el agua, el azúcar y el agua de azahar en una cacerola.
    4. Cocinar todo hasta que la preparación hierva.
    5. Continuar la cocción durante 5 minutos y retirar del fuego.
    6. Verter el líquido cocinado bien caliente sobre las fresas y cubrirlas por completo.
    7. Dejar enfriar las fresas a temperatura ambiente e introducir en la nevera durante 24 horas.
    8. Sacar las fresas del frasco y escurrirlas.
    9. Verter el líquido en una cacerola y cocinar a fuego medio-alto durante 20 minutos hasta reducir su volumen.
    10. Agregar azúcar y dejar enfriar.
    11. Bañar las fresas con este líquido reducido y servir. 
    12. Una alternativa a esta preparación es cocinar un poco las fresas con el líquido, en lugar de agregar en todos los pasos dicho líquido sobre la fruta fresca. En cualquier caso, no es interesante hacer en exceso la fruta, porque la textura perderá.

    Esta preparación conserva las fresas durante mucho tiempo. Por esto, podrás disfrutarlas durante todo el año sin perderte de sus beneficios alimenticios.

    Las fresas cocinadas en agua de azahar pueden complementar platos dulces o salados. Por supuesto, si las comes solas también te gustarán… ¡Cocínalas ya!

    Lo último en Recetas de cocina

    Últimas noticias