Caso 'Tándem'

Villarejo se acoge al secreto profesional para no declarar sobre Baltasar Garzón

Comisario Villarejo
El comisario José Manuel Villarejo (EP).
  • M. Jamardo y T. Gómez

El ex comisario José Manuel Villarejo ha declarado en la prisión de Estremera ante la comisión judicial encabezada por el magistrado García-Castellón

Los investigadores sospechan que "el mago" al que Villarejo cita en las grabaciones que le fueron incautadas por la policía -e incorporadas al sumario de la pieza separada número 4 del caso ‘Tándem’- era el apodo empleado por el comisario jubilado para referirse al ex juez Baltasar Garzón. Según confirman a OKDIARIO fuentes de la defensa el juez Manuel García-Castellón ha preguntado a Villarejo, sin éxito, por esta cuestión.

El ex comisario se ha acogido al "secreto profesional" -como abogado colegiado- para evitar pronunciarse sobre Baltasar Garzón ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional o involucrarle en modo alguno en la trama presuntamente confeccionada para evitar la extradición a Guatemala del empresario naviero Pérez-Maura, que estaba siendo investigado en el país centroamericano por corrupción. Ni una palabra de Villarejo sobre el supuesto papel que habría desempeñado el ex juez Baltasar Garzón en el marco de los hechos objeto de estudio.

Tanto el magistrado como los dos fiscales anticorrupción Miguel Serrano e Ignacio Stampa, que le acompañaban hoy en Estremera, han tratado de acreditar si en la transcripción de las grabaciones donde Villarejo aseguraba que "el mago está haciendo las cosas con los tiempos que marcamos. Él mantiene unas muy buenas relaciones con el colombiano", se refería a Garzón. Villarejo ha asegurado no saber nada al respecto: "He conocido a muchos magos en mi vida".

¿Dolores Delgado?

También le han preguntado por unas notas incautadas bajo la etiqueta "D2", que los investigadores creen puede hacer referencia a la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado. Villarejo ha rechazado responder, bajo el mismo argumento.

El ex comisario ha mantenido que sus relaciones con la Audiencia Nacional forman parte de su secreto profesional, por lo que tampoco ha revelado si se reunió por este asunto con el fiscal jefe del órgano judicial o con cualquier otro miembro de la Fiscalía -de la por aquel entonces formaba parte Delgado- aunque ha puntualizado no recordarlo.

Apodos

Los apodos fueron extraído de lo dicho por el ex comisario durante una reunión en la que estuvo presente, el 27 de abril de 2017, siete meses antes de ser detenido, en el que se refería a "el mago" y "el Colombiano". Para los investigadores "el Colombiano" sería Iván Velásquez, entonces responsable de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El CICIG fue el organismo que cursó -junto a la Fiscalía Especial contra la Impunidad- la solicitud de extradición de Ángel Pérez-Maura como presunto responsable de un delito de corrupción cometido en Guatemala. El naviero fue reclamado, según obra en autos, por haber pagado sobornos de más de 30 millones de euros al ex presidente guatemalteco Otto Pérez Molina y a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Contra su socio 

El abogado y socio de Villarejo, Rafael Redondo, declaraba el pasado martes en sede judicial que el ex comisario había presuntamente intentado contratar al ex juez Baltasar Garzón para impedir la extradición de Pérez-Maura a Guatemala.

Operación en la que según la versión de Redondo habría intervenido el empresario Adrián de la Joya – actualmente investigado en la misma causa judicial– para ofrecer dicha posibilidad a los hermanos Pérez-Maura a cambio del pago de 1,5 millones de euros.

 

 

 

Lo último en España