GOBIERNO DE ESPAÑA

Sánchez se plantea que las generales sean un mes antes que las autonómicas para noquear a Podemos

Sánchez se plantea que las generales sean un mes antes que las autonómicas para noquear a Podemos

Abril de 2023. Concretamente el día 30. Pedro Sánchez parece dispuesto a incumplir su palabra de agotar la legislatura para convocar elecciones y beneficiarse electoralmente de la crisis política que vive el espacio de Unidas Podemos, que aún no sabe si repetirá coalición con Yolanda Díaz a la cabeza o irán por separado. Su equipo en Moncloa le ha planteado repetir la misma operación que en 2019, cuando adelantó las generales y las celebró un mes antes de las municipales y autonómicas. El objetivo: crecer a costa de Podemos y obligar a los barones a reagruparse en torno a él, por lo que se juegan un mes más tarde. Además, con esta operación de adelantar las elecciones Sánchez se ahorraría una tercera crisis de Gobierno, ya que podría mantener a Reyes Maroto y Carolina Darias hasta los comicios.

Este calendario implicaría la disolución de las Cortes entre finales de enero y mediados de febrero. No es problema para el Gobierno de coalición que estos días está exprimiendo al máximo el calendario legislativo para dejar convalidados, antes de finalizar el año, la mayoría de leyes ideológicas. Con los Presupuestos aprobados, al Ejecutivo le quedan por aprobar la derogación de la sedición, la Ley de Familias, la subida del SMI o la Ley Trans. Algunas de estas leyes o medidas se harán antes de que acabe el año. Otras, como la Ley Trans, podría «aparcarse» ante las tensiones que genera dentro el propio PSOE. De hecho la celebración de las elecciones en abril permitiría a los socialistas marcar notables diferencias con Podemos en mayo. Algo que siempre han reclamado los barones que, desde hace meses, le piden a Sánchez que rompa con sus socios antes del 28M.

La cuestión orgánica pesa mucho en la decisión que sopesa Sánchez de adelantar las elecciones a abril. Al adelantarse a las municipales y autonómicas obligaría a los barones más críticos con él a cerrar filas y compartir actos electorales. Algo que a muchos no les apetece. Si Sánchez ganase las generales su liderazgo y su estrategia de alianzas -tan criticada- quedaría muy reforzada. Por lo que un fracaso en las elecciones que se celebrarían un mes más tarde lo podría achacar únicamente a los dirigentes territoriales. Varios pensaban en cargarle el muerto de su derrota a él. Si él gana y los barones pinchan, apuntan en su entorno monclovita; «tendría las manos libres para acometer todos los cambios que considerase oportunos». Es decir, quitarse a los críticos de encima.

Otro factor a tener en cuenta es la Presidencia de turno de la Unión Europea que España asumirá en el segundo semestre. Al separar las elecciones de ese periodo, Sánchez cree que es posible ostentar durante los seis meses -de junio a diciembre- el cargo comunitario. Ya sea investido como presidente o en funciones. Seguramente, además, sin el lastre de Podemos en el Gobierno. Este hecho, además, hace pensar al equipo del presidente que evitaría un eventual pacto entre el PP y Vox en caso de que una victoria de Alberto Núñez Feijóo diera la suma. «Europa y especialmente Úrsula Von der Leyen no se lo permitirían» [a Feijóo], señalan.

En Moncloa y en Ferraz dan por hecho de que el PP no ganará las elecciones -como vaticina el CIS de José Félix Tezanos-. «Estamos viendo un cambio de tendencia en las encuestas que nos es muy favorable» subrayan. Incluso «podría obligar a Feijóo a devolvernos la abstención que le dimos en 2015 a Rajoy». La alternativa sería una repetición electoral, que denotaría una crisis política, en plena presidencia de turno de la UE. «Von der Leyen apretaría a los suyos [PP] para que la evitasen». Sánchez confía en su amiga europea.

Princesa Leonor

El adelanto electoral también permitiría a la Princesa Leonor jurar la Constitución ante las Cortes Generales el día que cumple la mayoría de edad: el día 31 de octubre. Se trata de un trámite de obligado cumplimiento que estipula la Carta Magna para la heredera al trono. Hay mucho debate jurídico sobre si éste se podría posponer o no. Pues su juramento debe celebrarse ante el pleno y, si Sánchez agotase el mandato, las Cortes estarían disueltas. Por lo que no sería posible. Moncloa y Zarzuela hace meses que trabajen en el tema.

Lo último en España

Últimas noticias