Independentismo en Cataluña

Greenpeace tolera que los independentistas planten cruces amarillas en el fondo del mar

Ver vídeo
Varias cruces amarillas colocadas en el fondo del mar con mensajes separatistas

La asociación ecologista Greenpeace asegura que no tiene «posición» sobre la instalación de varias cruces amarillas en el fondo del mar, por parte de los independentistas. Se trata de la última invención de los autodenominados ‘Comités de Defensa de la República’ (CDR), que tratan así de evitar que estos símbolos resulten visibles y, por tanto, sean retirados.

Para ello, no han dudado en dar una vuelta de tuerca y colocarlos en el fondo del mar. Su colocación, sin embargo, podría dañar el ecosistema por la naturaleza del material.

Los ecologistas afirman, en cambio, que no tienen «posición general sobre el uso de esta simbología concreta en Cataluña», como ha asegurado una fuente autorizada a OKDIARIO. 

«Los elementos que se usen, y que afecten al medio ambiente, se enmarcarían en las campañas generales de la organización, como plásticos. No tenemos información concreta para poder hablar de esa campaña en general.», ha añadido el mismo departamento.

En las cruces se pueden leer claras consignas y mensajes a favor de la independencia de Cataluña y contra el Estado español.  «Por un futuro mejor», «¡Marchémonos de España!», «Democracia» o «Dignidad». Los CDR de Vallespir (Francia) y del Ampurdán (Gerona), han colgado esta reivindicación en las redes sociales.

El lugar escogido para esta acción ha sido la playa de Santa Caterina situada en Port-Vendres, una localidad francesa en la región del Rosellón que los separatistas consideran parte de la «Cataluña del Norte» y no de Francia.

La surrealista acción no ha pasado desapercibida. Hace unas semanas un grupo de separatistas colocó varias cruces amarillas flotantes a 50 metros de la playa de Canet de Mar (Barcelona). Pero en esta ocasión los independentistas han ido más allá. Se trata además del mismo lugar en que se produjeron enfrentamientos entre separatistas y constitucionalistas por la colocación de cruces amarillas en la playa.

La instalación de estas cruces amarillas en los espacios públicos se está convirtiendo en una práctica habitual de los secesionistas para pedir la puesta en libertad de los golpistas presos, provocando momentos de gran tensión.

Hace unos días, un vecino arrasó con su coche varias cruces que se habían colocado en la Plaza Mayor de Vic (Barcelona). Los secesionistas iniciaron una ‘cacería’ contra él en las redes sociales, animados por la propia alcaldesa de esta localidad.

El TSJC exigió retirar una estelada

El pasado martes, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) exigió la retirada de una estelada gigante colocada en la plaza Lluís Millet de San Cugat del Vallés (Barcelona) porque suponía «la privatización del espacio público», según afirmó a través de una sentencia.

estelada Sant Cugat condena
La estelada gigante colocada en una plaza de Sant Cugat y que ahora el TSJC exige retirar.

El alto tribunal catalán manifestó que colocar este tipo de elementos separatistas «supone la privatización del espacio público, de uso común, mediante su ocupación permanente por un elemento que representa una opción partidista, con vulneración de los principios de objetividad y neutralidad institucional».

Lo último en España

Últimas noticias