Los inversores bajistas salen de DIA por primera vez desde que llegó Fridman

Mikhail Fridman ( DIA ).
Mikhail Fridman quiere lanzar una OPA a DIA.

DIA ha espantado a aquellos inversores que apuestan por la caída de los títulos de la compañía, los denominados bajistas. Tras muchos movimientos corporativos, Mikhail Fridman ha logrado por fin convencer al mercado de que la compañía puede salir adelante. La OPA y la posterior ampliación de capital de LetterOne -el brazo inversor del magnate- han resultado definitivas para que los bajistas lleven desde mayo sin apenas anunciar ‘ataques’.

El pasado mes de mayo, el magnate lanzó una Oferta Pública de Adquisición (OPA) a través de la cual se quedó a escasas décimas de lograr el 70% de los títulos de DIA. Además, hace apenas un mes la cadena de supermercados completó al 100% y cerró con éxito la ampliación de capital de 605 millones de euros, hasta superar el 74% del capital de la compañía de distribución.

Con estas dos operaciones, el mercado parece haber dado por concluida la crisis en DIA, ya que apenas un hedge fund, Whitebox Advisors, ha declarado posiciones cortas -de apenas un 0,06%- desde el pasado mes de mayo. El ritmo al que aumentaban los bajistas en la cadena de distribución antes de la OPA del ruso era muy superior. De hecho, de enero a mayo de este año hasta diez fondos habían apostado por la caída de los títulos de una DIA que superó con creces el 20% de bajistas en su accionariado. Tras la OPA de Fridman sólo uno.

Fuentes de mercado aseguran a OKDIARIO que gran parte de estos fondos se ponían cortos en DIA porque confiaban en que Mikhail Fridman fracasaría tanto en la OPA como en la posterior ampliación de capital. Sin embargo, y pese al buen resultado de sendas operaciones, lo cierto es que hedge funds como Guevoura o Sand Grove han logrado sacar mucho dinero al liquidar sus posiciones cortas, ya que la cotización de la acción no ha logrado remontar el vuelo pese a todo.

Los inversores bajistas también son conocidos como ‘osos’ por el movimiento que hace el animal con la garra a la hora de atacar -de arriba a abajo-, mientras que los toros son los inversores tradicionales, los que apuestan por la revalorización de las acciones de una determinada empresa, por su movimiento de ataque con los cuerno -de abajo a arriba-.

Cotización

Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird, destaca que «la acción debería de recuperarse en las próximas semanas, puesto que la situación contable de la compañía, ya no es de quiebra técnica, es una compañía salvada de momento, con la deuda refinanciada, con el ERE realizado y con un nuevo plan de ruta, que podría dar un vuelco a una cotización, que aún descuenta la quiebra de DIA».

Por su parte, Aitor Méndez, analista de IG Markets, remarca que «hace meses que la compañía es presa de la especulación, y el hecho de que la cadena de distribución pueda dar carpetazo a la ampliación de capital de noviembre, fundamental para garantizar su continuidad, permite a los inversores más osados volver a tomar posiciones en el valor».

Lo último en Economía

Últimas noticias