Caixa Catalunya colocó preferentes a una señora de 80 años con estudios primarios

Caixa Catalunya
El ex presidente de Caixa Catalunya, Narcís Serra, y el ex director general, Adolf Todó. (Foto: EFE)

La actividad de Caixa Catalunya antes de ser absorbida por BBVA ha estado caracterizada por la mala praxis financiera, ya que la entidad se saltó todas las líneas rojas en la comercialización de sus productos. Ahora conocemos que la caja de ahorros colocó participaciones preferentes a una señora que tenía 80 años con estudios primarios.

Okdiario ya avanzó que la caja de ahorros usaba las páginas amarillas para buscar víctimas, y que la dirección llamaba “gusanos” a los empleados que no vendían este producto a sus amigos y familiares. Ahora, la Audiencia Provincial de Barcelona ha anulado la colocación de preferentes a la citada octogenaria, que había invertido 54.000 euros en este producto destinado a inversores especializados por ser activos de alto riesgo.

"La cliente no recibió información adecuada sobre la naturaleza y riesgos"

Según informa el despacho de abogados Navas&Cusi, la afectada compró en 2009 las acciones preferentes y, posteriormente, tras ser rescatada la entidad por el FROB, “le obligaron a canjearlas por acciones” en 2013. La clientelas vendió y obtuvo casi 18.000 euros, menos de la mitad de lo que había invertido.

La sentencia indica que “la cliente no recibió información adecuada sobre la naturaleza y riesgos del producto”. En concreto, señala que “no se ofreció orientación y advertencias sobre los riesgos asociados a tales instrumentos asociados”.

A juicio de Juan Ignacio Navas, socio director del despacho de abogados, “el fallo pone de manifiesto que no basta con una información estándar y el cumplimiento formal de las exigencias, sino que cuando se trata de un producto complejo y un cliente minorista, el banco debe cerciorarse de que el cliente ha comprendido correctamente la naturaleza y riesgos del producto cuidando de sus intereses como si fueran propios”.

En cuanto a las pérdidas producidas por la venta, el fallo establece que el canje fue un acto “condicionado” al previo de las preferentes y producido en un entorno muy especial: el canje obligatorio tras ser intervenida la entidad, “en el marco de estabilización financiera del FROB”.

Caixa Catalunya
El ex presidente de Caixa Catalunya, Narcís Serra (d), y el ex director general, Adolf Todó (i). (Foto: EFE)

“Pretender que el cliente confirmó su voluntad con el canje es retorcer la realidad. La cliente, desesperada, cogió la única alternativa que le dejaban, produciéndole elevadas pérdidas”, concluye Navas.

Por todo ello, la sentencia concluye que hubo un “vicio en el consentimiento por un error esencial y excusable de la clienta, anula las preferentes contratadas y condena a Caixa Catalunya a devolver el dinero invertido”.

Doctrina del Banco de España

La práctica irregular es, por tanto evidente, ya que estos productos tienen un gran riesgo y fueron vendidos como valores seguros. Tal como establece el Banco de España: “los valores subordinados y las participaciones preferentes tienen más riesgo de perder lo invertido, porque , en caso de dificultades para pagar, sólo cobran cuando lo han hecho los demás sin compensación alguna por los intereses dejados de percibir”.

No es la única irregularidad que se produjo en la entidad, que fue rescatada por el Estado y que ahora pertenece a BBVA. La Fiscalía estudia la demanda presentada por un grupo de trabajadores, que acusan a la dirección y a los sindicatos de haber incluido falsos prejubilados como intrusos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que aprobó la entidad en 2010.

Lo último en Economía