Sector automóvil

Las ayudas al coche eléctrico aceleran la carrera de las electrolineras con Iberdrola, Endesa y Repsol a la cabeza

Las ayudas al coche eléctrico aceleran la carrera de las electrolineras con Iberdrola, Endesa y Repsol a la cabeza
Coche eléctrico

El Gobierno fomentará la compra de coches eléctricos e híbridos enchufables por parte de particulares con ayudas de entre 1.900 y 5.500 euros, de acuerdo con lo aprobado este martes en el Consejo de Ministros. De este modo, el futuro en el sector de la automoción estará dirigido hacia las energías eléctricas, y estos turismos precisarán de estaciones de carga, también conocidas como electrolineras, para poder recargar sus baterías y operar con normalidad.

Actualmente, España es uno de los países de la Unión Europea (UE) que cuenta con menos puntos de recarga, debido en parte a que hasta el año 2018, el número de vehículos eléctrico en nuestro país no superaba el 1% del total. Sin embargo, el objetivo que se ha marcado Bruselas de alcanzar para el año 2050 la neutralidad climática ha acelerado la necesidad de establecer electrolineras y puntos de recarga, para que la población pueda hacer la transición hacia el coche eléctrico.

Iberdrola

En el caso de Iberdrola, la compañía espera tener en marcha hasta 25.000 puntos de recarga este 2021, de acuerdo con su Plan de Movilidad Sostenible. Además, la empresa apuesta por los puntos de carga para particulares, motivo por el cual ha sellado alianzas con numerosos concesionarios para ofrecer el servicio de instalación de puntos de carga al cliente.

Iberdrola también está trabajando en una importante alianza con McDonald’s. Esta cadena ha decidido apostar por la movilidad sostenible a nivel internacional, y en especial en Europa. Su primer proyecto europeo fue en Suecia, y de ahí ha llegado a España de la mano de Iberdrola, con la que ya ha instalado algunos puntos, como el desarrollado en Málaga. Además de en Andalucía, Iberdrola tiene previsto instalar con McDonald’s también puntos en Madrid, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha.

Por otro lado, Iberdrola también ha cerrado acuerdos con diversos grupos automovilísticos como BMW, Renault, Hyundai, PSA Group, Volkswagen o Mercedes.

Endesa

Otra de las compañías que más ha trabajo en este terreno es Endesa. La compañía creó el pasado año una división propia para el negocio de movilidad eléctrica, llamada Endesa X. Además, anunció que destinaría 65 millones de euros hasta 2022 para desplegar una infraestructura de hasta 36.000 puntos de recarga a lo largo de la geografía española, de los cuales 8.500 puntos serán de acceso público, y el resto se instalarán para particulares y empresas.

De esta manera, la energética trabaja para cumplir con la primera fase del plan de desarrollo de infraestructuras de recarga que anunció a finales de 2018 y que permitirá disponer de un punto de Endesa a una distancia no superior a 100 kilómetros y en las principales áreas urbanas del país.

Así, en una primera fase, que abarca del año pasado a este, el foco está en la red de carreteras y en las ciudades de más de 35.000 habitantes, con el objetivo de cubrir los 15.000 kilómetros de vías principales y ofrecer cobertura de recarga al 75% de la población.

Repsol

En la carrera por hacerse con el mayor número de estaciones de carga, Repsol ha mostrado siempre su implicación con el proyecto, y el pasado 2019 la compañía adquirió una red de 230 electrolineras en nuestro país. Con el acuerdo, la compañía que preside Antoni Brufau adquirió 230 puntos de recarga públicos de los cuáles 35 fueron de carga rápida y están situados en estaciones de servicio de la empresa. Además, se hizo con otros 1.000 terminales situados en empresas y casas particulares.

La compañía también ha cerrado acuerdos con diversas administraciones públicas locales, como las de Lanzarote, Fuerteventura, Zaragoza y las de las tres capitales vascas. Todo ello teniendo en cuenta que cada ayuntamiento lo gestiona según su propia fórmula: licitación, concesión o concurso.

Ezentis

También hay que recordar que Ezentis ha iniciado el desarrollo de un proyecto para instalar en España estos puntos de recarga para vehículos eléctricos para Wenea, grupo que ya está desplegando la mayor red de infraestructuras de carga propia por todo el país, comenzando en una primera fase en Castilla y León.

El objetivo del proyecto es potenciar esta línea de negocio con la instalación de puntos de recarga en otras comunidades autónomas en alianza con más empresas, con el fin de responder a la presencia estimada de más de cinco millones de vehículos eléctricos en el país en 2030. 

Lo último en Economía

Últimas noticias