Rossi quiere a otro piloto español para dar la patada a Lorenzo

rossi
Valentino Rossi aprueba el fichaje de Maverick Viñales. (Getty)

Valentino Rossi no es sólo un genio en la pista. Entre bambalinas, el italiano se desenvuelve como un auténtico profesional de la persuasión. El Doctor ha convencido a Yamaha para que den un ultimátum a Jorge Lorenzo para que renueve. Antes de que acabe el mes de abril, el mallorquín deberá tomar una decisión acerca de continuar o irse a Ducati. Aquello que el campeón dijo de que «podía esperar» por ser el actual monarca de MotoGP se ha ido por el retrete gracias a las gestiones de su compañero de equipo.

Rossi, que renovó a la baja y de forma muy tempranera, se toma así la revancha con un Lorenzo que, de quedarse, cobraría más que el nueve veces campeón de MotoGP. El italiano piensa que Yamaha cuenta con la mejor moto de todo el paddock y por eso presiona con todas sus fuerzas para precipitar la decisión del campeón del mundo. Lorenzo se siente seducido por el dinero que ofrece Ducati y por quitarse de en medio a Rossi.

En Argentina, Yamaha cayó en la trampa de Rossi. El italiano pidió al equipo saber cuál sería su compañero para la próxima temporada, consciente de que la presión juega en contra de Lorenzo. El 46 aprovechó también para dar el nombre del que desea que sea su compañero hasta que se retire.

Rossi cree que así será campeón

A sus 21 años, Maverick Viñales representa una de las grandes promesas de MotoGP. El piloto de Suzuki ha crecido con los postes de Valentino Rossi en su habitación y siendo un devoto del italiano. «Ser compañero suyo sería increíble», dijo el catalán este fin de semana. Rossi le replicó con un elogio de nivel: «Es de esos que tiene algo distinto al resto».

Rossi considera que con Viñales de compañero no tendrá problemas para ser el número uno del equipo más fuerte del Mundial. El italiano, además, sabe que a Maverick le puede manejar con mayor facilidad que a Lorenzo y que su contratación representaría un ahorro sustantivo en los salarios para Yamaha, al tiempo que Viñales cobraría más que nunca.

Por si fueran poco los argumentos, Rossi guarda una relación más allá del circuito con Maverick, a quien le fabrica todo el merchandising como hacía con Marc Márquez hasta el año pasado. El italiano ve madera de campeón en él, pero a partir de 2019, cuando ya no compita en MotoGP.

Lo último en Deportes

Últimas noticias