España pierde, Pachá Ibiza gana

españa
La victoria de Inglaterra deja a España fuera de la Final Four de la Liga de Naciones.

España no jugará la Final Four de la cosa esta de la Liga de las Naciones que se ha inventado la UEFA y que no la entiende ni un personaje de Big Bang sin contar a Penny. Más allá de amistosos, los internacionales españoles tendrán el mes de junio enterito libre. Mala noticia para los adictos a que haya fútbol todo el año, buena para Pachá Ibiza, el Malibú, el Labi Champions y el resto de hosteleros de la isla. Pongan el Moet a enfriar. Que vienen, que vienen.

No sé si va a haber yates de alquiler libres para todos. Preparen las chanclas, como las que llevaba el mítico Raúl Bravo justo después de que España cayera en aquella Euro de Portugal. Preparen la crema solar. Preparen posados para petarlo en Instagram. Preparen los bañadores de Dsquared2, las gafas de sol de narco ochentero, los rosarios para colgar al cuello y las camisetas estudiadamente rotas como si las hubiera mordido el perro. Prepárense para veranear.

Luis Enrique –cada vez que escucho o digo su nombre a mí se me viene a la cabeza una canción– también se la ha pegado. Luis Enrique, tu España se ha ido a pique. Como Del Bosque al final o como el binomino Lopetegui-Hierro después. Igual no es culpa del técnico, igual es que ya no somos tan buenos.

Hubo una vez en que fuimos los mejores, pero eso ya pasó. Seguir mirando a Sudáfrica como si el Mundial hubiera ocurrido ayer es un error de imperio oxidado, caduco y decrépito. Antes de desaparecer de la tierra, todos los grandes imperios han mirado al pasado y han sucumbido víctimas del síndrome de la madrastra de Blancanieves. Hay que asumirlo: ya no somos los más guapos del mundo.

España ha perdido y no estará en la Liga de las Naciones… o como se llame el engendro este de competición. Sí, España pierde, pero Pachá Ibiza gana. Viva la fiesta.

Lo último en Deportes

Últimas noticias