ATLÉTICO DE MADRID VS ESPANYOL: JORNADA 14 DE LIGA

El Atlético se estrella contra el muro de Diego López y no se reengancha a la Liga (0-0)

diego-lópez-atlético-griezmann
Diego López frenó en seco al Atlético. (AFP)

El Atlético empató a cero en el Vicente Calderón ante un Espanyol que se mantuvo a flote gracias a un imperial Diego López. Jan Oblak también tuvo parte de culpa para que los pericos no se llevaran el triunfo, con dos paradas fundamentales. Al final no consiguieron anotar y perdieron una buena oportunidad de reengancharse a la Liga tras el resultado del Clásico.

Todo comenzó con un minuto de silencio en memoria de las víctimas fallecidas en aquel trágico accidente aéreo del Chapecoense. Tras el silbato del colegiado, empezó el fútbol y ambos equipos pasaron a la acción. Qué mejor forma de homenajear al equipo brasileño que con un buen partido de fútbol. Aunque la primera mitad distó mucho de ser un espectáculo. El Atlético dominó con el balón pero no encontraron la forma de poner en apuros a Diego López.

Los del Cholo Simeone se acercaban con asiduidad a la meta defendida por el ex madridista pero sin peligro. No lograron concretar el disparo en esos metros finales y casi les sale caro. A la contra el Espanyol eran un equipo temible, cuentan con jugadores rápidos en el ataque como Piatti y Gerard Moreno. Y a punto estuvieron de asestarle un golpe mortal que hubiera dejado K.O. a los rojiblancos.

Gerard Moreno se plantó solo ante Oblak pero el esloveno le ganó la partida y salvó a su equipo con una gran parada. Fue la ocasión más clara de toda el primer tiempo, ahí tuvo el gol el Espanyol pero se toparon con un muro bajo palos que evitó que se adelantaran en el marcador antes del descanso.

En la reanudación, el Atlético salió fuerte buscando el gol. Encerraron a los de Quique Sánchez Flores en su área y comenzaron a avasallar la portería de Diego López que se tuvo que emplear a fondo para mantenerse imbatido. Mientras los colchoneros apretaban, el Espanyol esperaba una oportunidad a la contra.

Esa ocasión que tanto andaban esperando los pericos llegó en el minuto 61. Gran contra del conjunto catalán que terminó con Baptistao cara a cara con Oblak. De nuevo el esloveno se agrandó bajo los palos y salvó milagrosamente el 0-1. Era la segunda vez que el guardameta rescataba a los suyos, un aviso que no dejaron pasar los de Simeone y aprovecharon para lanzarse al ataque con todo.

De la mano de Antoine Griezmann, el Atlético gozó de las mejores ocasiones del encuentro para llevarse tres puntos que le hubieran reenganchado a la Liga tras el empate en el Camp Nou entre Barcelona y Real Madrid. El francés pudo adelantar a los suyos en el 83 y en el 87 pero los pericos también cuentan con un buen guardián bajo palos.

Diego López frenó en seco la pólvora del astro galo, que no pudo celebrar el haber entrado entre los tres finalistas al premio The Best con un gol. Con dos manos providenciales evitó el triunfo rojiblanco y mantuvo el empate, que sabe a gloria para los pericos.

Lo último en Deportes