El Atlético arranca un maratón: 13 partidos en un mes y medio

Antes del Mundial jugará 8 encuentros de Liga, 4 de Champions y uno de Copa

La Champions es el gran reto: quedar fuera en noviembre sería un verdadero drama

En la Liga no puede cometer ni un solo fallo más si no quiere despedirse del título

El peor escenario: llegar al Mundial eliminado de Champions y Copa y sin opciones en Liga

Atlético
Witsel, hoy, en el entrenamiento
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El Atlético disputa este sábado en el Sánchez Pizjuán una verdadera final ante un Sevilla que también está con el agua al cuello, pero sólo es la primera de las trece a las que se enfrentarán los colchoneros en el próximo mes y medio, antes de que comience el Mundial de Qatar el 21 de noviembre. O el equipo da un paso al frente o corre el peligro de quedarse sin poder pelear por el título e incluso fuera de la Champions mucho antes de lo previsto, y eso sería una debacle.

A ocho puntos de distancia del Real Madrid y a seis del Barcelona, el Atlético ha agotado su cupo de errores cuando tan sólo se han consumido seis jornadas de Campeonato. El sábado está obligado a ganar sí o sí en Sevilla, pero se va a encontrar enfrente con un rival ahogado también por las necesidades.

Ese será el primero de los ocho partidos de Liga que le esperan antes del parón del 9 de noviembre. Por delante le tocará enfrentarse en el Metropolitano a Girona, Rayo y Espanyol y fuera a Athletic, Betis, Cádiz y Mallorca. Máxima exigencia para los de Simeone, que de los 24 puntos que se pondrán en juego pueden permitirse perder muy pocos si no quieren que se les escapen Madrid y Barça.

Pero si la Liga está complicada, mucho peor aún es la situación en la Champions, que finalizará su fase de grupos antes del parón del Mundial y ahí sí que el Atlético debe poner toda la carne en el asador porque quedarse fuera de octavos de final sería un cataclismo económico y deportivo que podría incluso precipitar algún traspaso, ya que se llegaría al mercado de enero sin opciones.

El reto es colosal. A la altura del nivel del Atlético. La próxima semana toca visitar el Jan Breydel para enfrentarse a un Brujas al que nunca han ganado los rojiblancos en su casa y que llega eufórico tras sumar seis puntos en las dos próximas jornadas. Inmediatamente después los belgas rendirán visita al Metropolitano y, casi sin solución de continuidad, la primera fase acabará ante Bayer Leverkusen en Madrid y Oporto en Portugal.

El Atlético es ahora mismo tercero de grupo empatado a tres puntos con el Leverkusen, pero con peor golaverage ya que perdió 2-0 en Alemania. Ganar los dos partidos en Madrid es innegociable, pero puede que no resulte suficiente y haya que rascar algo fuera, comenzando con el choque del martes en Brujas.

Finalmente, con mucha menos trascendencia y con más aspecto de molestia que otra cosa, el 12 o el 13 de noviembre, cuando los jugadores internacionales estén ya convocados con sus selecciones para disputar el Mundial, tocará jugar la primera ronda de la Copa del Rey ante un rival de categoría inferior. Ya el colmo sería llegar al primer partido del Mundial eliminados de la Copa y de la Champions y sin opciones en la Liga. Ese es un escenario que nadie quiere ni siquiera imaginar, y que convertiría la segunda parte de la temporada en un verdadero infierno.

Lo último en Deportes

Últimas noticias