Alimentación Infantil

Meriendas dulces y equilibradas para niños: las cinco más frescas para este verano

meriendas niños verano
Las mejores meriendas que ofrecer a los niños en verano

Las meriendas dulces son quizás las que más gustan a los niños, pero además estando en verano es importante ofrecer «snacks» o meriendas que sean también frescas. Puede que estemos pasando una tarde fuera de casa, e incluso que estemos en la playa, de modo que nada como elegir alguna de estas meriendas dulces y equilibradas para los niños.

Meriendas dulces y equilibradas para niños: los cinco más frescas para este verano

meriendas niños verano

Aunque no lo parezca, la merienda es también muy importante en la alimentación de los niños, de modo que es siempre mejor elegir aquellas que proporcionen nutrientes pero que a la vez, sean agradables al paladar.

Y cuando llega el verano, es importante además que sean meriendas frescas, que aporten hidratación al niño, ya que puede que tras el mediodía, estén cansados de haber jugado, estado en la playa y también de haber comido copiosamente. Es mejor entonces elegir meriendas que sean ligeras, saludables, dulces y también como no, frescas. Veamos ahora, cinco de las mejores.

Zumo o batido de frutas

Quizás la merienda más fácil de hacer que además estará dulce y será fresca. Podemos hacer todo tipo de zumos o batidos, como el de naranja, pero sumando además otras frutas ricas y apropiadas como por ejemplo el kiwi, el plátano o la sandía.

Helados de frutas

Podemos hacer helados de frutas de forma fácil en casa, sin la necesidad de una heladera y como opción para tener también una merienda fresca para el verano. Tan solo es necesario comprar moldes para helados, y lo rellenáis con los zumos que acabamos de mencionar. Otra idea será coger un yogur natural, añadir algunos trocitos de la fruta que más guste a los niños, mezclar, echar en el molde del helado, congelar y tendremos entonces otro rico helado que los niños se pueden comer como merienda.

Brocheta de frutas y chocolate

Las brochetas de frutas son también una de las mejores opciones que tenemos para preparar una merienda fresca para los niños, pero para que no todo sea fruta, podemos coger un palo de brocheta y pinchar en ella varios trozos de frutas variadas, combinadas además con onzas  o bombones de chocolate que previamente habremos enfriado bien en la nevera.

Bizcocho de frutas o de frutos secos

Si te gusta cocinar y en concreto la repostería, podéis preparar también para las meriendas de los niños un bizcocho que tenga además en su interior pequeños frutos secos como las almendras o los piñones, o también un poco de fruta confitada encima (aunque cuidado con esta que tiene mucho azúcar). Un trocito de bizcocho y un vaso de leche fría y tus hijos tendrán la mejor merienda del mundo.

Tostada con mermelada

La mermelada es también un buen alimento para la merienda de los niños (y mucho más si es casera), que podemos untar sobre una tostada.

Lo último en Bebés

Últimas noticias