Quesos prohibidos en el embarazo

quesos prohibidos
Quesos prohibidos en el embarazo
Comentar

En más de una ocasión, te hemos indicado que la alimentación es uno de los aspectos que más debe cuidar la mujer cuando está esperando un hijo. Eso supone retirar de su dieta productos que se le indican que no puede tomar así como poner especial cuidado a la hora de ingerir otros que pueden traer consigo ciertos problemas. En este último grupo se encuentran ciertos lácteos. Precisamente por ese motivo, ahora te vamos a indicar cuáles son los quesos prohibidos en el embarazo.

Toma nota y podrás llevar adelante tu gestación de la forma más saludable y segura posible:

¿Por qué no tomar ciertos quesos?

quesos prohibidos
Queso Brie es uno de los prohibidos

Los quesos, como lácteos que son, es cierto que son importantes consumirlos durante el embarazo porque aportan calcio al organismo. Un elemento este que es esencial para, entre otras cosas, fortalecer los huesos tanto de la madre como del bebé. Y eso sin pasar por alto que, además, ayudan al desarrollo del pequeño que viene en camino.

Sin embargo, no todos los quesos los puede tomar la embarazada. En concreto, debe evitar algunos que pueden provocarle que padezca lo que se conoce como listeriosis. Esta es una infección que fundamentalmente produce una bajada de las defensas de la madre, lo que repercute negativamente en su salud. Pero no solo eso, además puede traer consigo también complicaciones severas como puede ser un parto prematuro.

Quesos prohibidos en el embarazo

quesos prohibidos
Queso azul

Una vez que tienes claro el porqué no se pueden comer ciertos quesos en el embarazo, te interesa descubrir cuáles son los que están completamente prohibidos. En concreto, son aquellos que se han elaborado con leche sin pasteurizar así como los que contienen más humedad y son menos ácidos. Y es que todos ellos traen consigo que sea más fácil que la futura mamá sufra listeriosis.

Nos estamos refiriendo a los siguientes:

Queso fresco. Algunos doctores indican que únicamente podría tomarse con seguridad durante la gestación si se tuviera la absoluta certeza de que está elaborado con leche pasteurizada.

Queso Brie, que es un queso de los llamados de pasta blanda y que se elabora con leche cruda de vaca. Es originario de Francia y suele tomarse como aperitivo, en sándwich e incluso como postre.

Queso Camembert. Al igual que el anterior es un queso galo y se ha convertido en uno de los embajadores gastronómicos más importantes del país. También es de pasta blanda y se prepara con leche cruda de vaca de la zona de Normandía. Es cremoso y tiene una apariencia amarilla.

Queso azul. En esta lista de quesos que están prohibidos durante el embarazo, tampoco podemos pasar por alto este otro que, como su propio nombre indica, tiene cierta apariencia de color azul. Su origen también es francés y tiene la particularidad de que se cura en zonas con temperaturas muy concretas como serían cuevas. Es picante, de pasta blanda y tiene un sabor fuerte. Características estas últimas que le convierten en otro alimento que no conviene que tome la gestante.

Queso feta. Destaca por tener una gran historia a sus espaldas, ya que se considera que se viene elaborando desde hace muchísimos siglos. Lo habitual es que se prepare con leche de oveja, aunque puede encontrarse también con leche de cabra y de yegua. Es propio de países tales como Grecia, Bulgaria, Turquía o incluso Rumanía. Hay que destacar que se sumerge en salmuera.

Otros datos de interés

quesos prohibidos
Cuidado con los quesos en el embarazo

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto otros aspectos que te pueden interesar sobre el consumo de quesos en el embarazo:

  • El requesón, el queso Cheddar, el Parmesano o el Gruyere, sin embargo, sí pueden ser tomados sin problemas por la futura mamá.
  • Es relevante que la mujer cumpla a rajatabla la prohibición de comer los quesos señalados. Y es que esos, además de la listeriosis o del parto prematuro, pueden traer consigo desde complicaciones severas con respecto a la salud del feto e incluso el aborto o el fallecimiento del bebé.
  • Hay quienes consideran que las bacterias de la listeria que pueden tener los quesos que no se deben consumir se mueren al estar en el congelador o en el frigorífico. Sin embargo, están equivocados, esas sobreviven en esas condiciones.

Sigue las indicaciones que te hemos dado y podrás tener un embarazo seguro y saludable.

Últimas noticias