Salud

Qué es la demencia senil y cuáles son sus síntomas

Demencia senil
La demencia es una enfermedad que provoca desorientación y pérdida de memoria.
0 Comentar

Uno de los síntomas comunes de la demencia senil es la pérdida de memoria o la desorientación. Sin embargo, esta enfermedad engloba mucho más. Descubre sus posibles causas en el artículo de hoy.

¿Qué es la demencia senil?

demencia senil
Esta enfermedad impide el correcto funcionamiento cerebral.

La principal característica de esta enfermedad es que el funcionamiento normal del cerebro falla afectando a las funciones cotidianas de una persona tales como la memoria, el lenguaje o el razonamiento.

Según Sagrario Manzano, coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología, cuando se la denomina “demencia senil” estamos equivocados, : “emplear el término demencia senil es erróneo, puesto que esta enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad”.

Los tipos de demencia más comunes son el Alzheimer y la demencia vascular que se produce después de un ictus a lo largo de un período de tiempo largo y prolongado.

Causas de la aparición de la demencia senil

demencia senil
Existen factores de riego como la edad, las lesiones cerebrales o enfermedades como la esclerosis.
  • Edad avanzada: La demencia suele aparecer a partir de los 60 años. Por lo que el envejecimiento es un factor de riesgo.
  • Lesiones cerebrales o tumores en el cerebro.
  • Alteración de los niveles de glucosa, calcio, sodio y niveles bajos de vitamina B12.
  • Tener la enfermedad de Huntington que se transmite de padres a hijos.
  • Esclerosis múltiple que afecta al cerebro y a la médula.
  • Ser enfermo de Parkinson.
  • Infecciones como la sífilis, la enfermedad de Lyme o el VIH.

Síntomas de la demencia senil

demencia senil
La demencia senil imposibilita realizar las tareas cotidianas.
  • Dificultad para memorizar o razonar.
  • Problemas de comunicación e interacción con otras personas.
  • Imposibilidad para recordar nombres de amigos o familiares e incluso de objetos de la vida cotidiana.
  • Cambios de actitud y personalidad que complican las relaciones sociales.
  • Desorientación y pérdida continua de objetos.
  • Disminución del juicio y de la sensación de peligro.
  • Comportamientos agresivos o perigosos.
  • Cuando el estado de la la enfermedad es grave, los enfermos son incapaces de realizar actividades básicas como comer, ducharse o ponerse la ropa. Además les cuesta reconocer a sus familiares cercanos.

Noticias relacionadas

Los más vendidos

Etiquetas

Últimas noticias