Los ciudadanos no confían en que la nueva convocatoria electoral sea una solución

El 10 de noviembre habrá elecciones y el cansancio en la calle es evidente. A las críticas por haber sido incapaces de ponerse de acuerdo se une la del gasto. Pese a las críticas, la mayoría de los ciudadanos a los que se les ha preguntado volverán a votar, aunque lo harán con escepticismo.