Las Carmelitas Descalzas de Badajoz abandonan sus labores para fabricar mascarillas

El convento de Carmelitas Descalzas de Badajoz ha abandonado sus labores habituales para colaborar, en la medida de lo posible, en la crisis del coronavirus que azota al mundo entero. Las monjas se han puesto raudas y veloces a fabricar mascarillas, tan necesarias ahora mismo en muchos puntos de España, para distintas residencias y centros que se las han solicitado.