Sopa de galets

sopa de galets
Receta de sopa de galets un plato tradicional paso a paso
Comentar

La sopa de galets es un plato típicamente del norte de España que suele acompañar las principales celebraciones familiares. Esta sopa de grandes dimensiones es de esos platos que reconfortan el espíritu a la primera cucharada. Los galets son la pasta perfecta en medio de un caldo que se nutre de todos los sabores posibles. Se suele acompañar de otros ingredientes para convertirla casi en un plato único. Atrévete a crear una de las mejores sopas del mundo para llevar a tu mesa, toma nota de esta receta.

Ingredientes:

  • Pollo a cuartos
  • Hueso de jamón
  • Butifarra negra
  • Butifarra blanca
  • 90 gr Garbanzos
  • 2 patatas
  • 3 zanahorias
  • Cebolla
  • Puerro
  • Apio
  • Chirivía
  • Nabo
  • 250 gr de carne picada de ternera
  • 200 gr de carne picada de cerdo
  • Perejil
  • Ajo
  • Sal
  • 50 gr de pan duro
  • Leche
  • Pie de cerdo
  • Galets
  • 150 gr de panceta
  • ½ col

Cómo preparar una sopa de galets:

  1. Empezamos a preparar nuestra sopa de galets, la clave de este delicioso plato es preparar un buen caldo. En una olla grande con agua añadimos todas las verduras, peladas y troceadas, y la carne a excepción de la picada de cerdo y de ternera y las butifarras. Para poder obtener un caldo de calidad esta parte es importantísima. Dejamos que llegue hasta el primer hervor, bajamos el fuego y que se vaya cocinando poco a poco. Se necesitan unas 3 horas para tener el caldo ideal.
  2. Durante el tiempo que dure la preparación del caldo, iremos quitando con la espumadera todas las impurezas que se vayan generando. La grasa de la carne y los huesos no es lo que dará sabor al plato, así que, a medida que vaya saliendo la eliminaremos poco a poco. Si vemos que durante estas horas, se va evaporando demasiado líquido, añadiremos el agua que sea necesaria.
  3. Una vez que han pasado estas horas y vemos que el caldo está cogiendo color, es momento de incorporar las butifarras y los garbanzos. Las legumbres las podemos comprar ya listas o prepararlas en casa, como es un plato que requiere paciencia, es mejor tenerlas siempre a mano.
  4. También vamos a incorporar las patatas. Las pelaremos y las cortaremos en trozos medianos. Será mejor que estén un poco chascadas para poder soltar el almidón, es decir en trozos irregulares provocados por hacer presión con el cuchillo en sentido contrario al de la patata.
  5. Esta sopa se sirve con unas albóndigas de carne picada. Mezclamos en un bol los dos tipos de carne y añadimos el pan seco con un poco de leche. A continuación, incorporamos el perejil y el ajo cortado finito. Lo removemos todo muy bien hasta que quede una pasta homogénea. Para que ganen en textura, les damos la forma redonda y las enharinamos un poco.
  6. Colamos el caldo salvando las verduras, la carne y los garbanzos. Preparamos la cazuela con el caldo, añadimos las albóndigas de carne y ponemos los galets. Rectificamos de sal y empezamos a cocer la sopa. Tardará unos 10 minutos a estar listo todo. Este plato se sirve con la carne de la butifarra, las albóndigas y unos garbanzos que acompañaran unos cinco galets por persona. Disfruta de una tradición increíble.

Últimas noticias