Dieta

Saltarse la cena: ¿es recomendable o no?

saltarse la cena
Descubre qué pasa si te saltas la cena

Cuando todos nuestros intentos resultan en vano porque el peso en la báscula no parece disminuir, entonces los intentamos todos. Y entre las estrategias más extendidas últimamente está la de saltarse la cena, pero ¿es esto recomendable ? ¿Puede afectar a nuestra salud? Veamos qué ocurre si te saltas la cena y si en definitiva es buena idea saltársela con el fin de perder esos kilos de más.

Saltarse la cena ¿es recomendable o no?

Muchos dicen que en la cena es necesario mantenerse ligero, porque al final del día no necesitamos asimilar grandes cantidades de nutrientes, ya que la energía que necesitamos es mínima. De hecho, necesitamos alimentos para alimentarnos y afrontar el día de la mejor manera, pero sobre todo con la energía adecuada.

Así que no pasa nada si cenamos poco, ya que entonces podremos acostarnos con la sensación de haber cenado ligero y sin que nos pese el estómago o nos afecte la digestión. Pero si comer poco no es un problema en la cena, ¿podemos decir lo mismo de saltarse la cena por completo?

Siempre considerada la comida menos importante del día, la cena es como acabamos de señalar el momento del día en el que podemos permitirnos comer menos. Si el desayuno es de hecho la comida más importante del día, porque volvemos del ayuno por la noche, el almuerzo es igual de importante para adquirir y utilizar los nutrientes que necesitamos para trabajar bien y afrontar los distintos compromisos diarios. Pero, ¿qué pasa con la estrategia que muchas personas ponen en práctica en un intento por perder peso?

Estoy hablando de saltarse la cena. Una elección que podría ser drástica para algunos pero completamente normal para otros. Pero veamos juntos cuál es la realidad de los hechos. Según los expertos, se recomienda que transcurran al menos 11 horas entre la cena y el desayuno, para que el organismo funcione correctamente al día siguiente. Por lo tanto, el ayuno nocturno puede estar bien si no se supera este umbral, mientras que superarlo podría ser un problema.

Pasar aproximadamente 11 horas entre una comida y otra significa cenar como muy tarde sobre las 21 horas. Pero, ¿qué le sucede al cuerpo si no comes nada? Saltarse la cena significa aumentar las horas de ayuno entre la cena y el desayuno, que en este punto seguramente serán más de 11. En este estado el cuerpo comienza a sufrir la falta de ciertos nutrientes, entre ellos minerales y vitaminas en primer lugar.

Por otro lado, entendemos la razón por la que aquellos que quieren perder peso optan por cancelar la cena: saltarse la cena en realidad conduce a ralentizar el metabolismo, con la consiguiente y mayor quema de grasa corporal. Como puedes ver, hay aspectos positivos y negativos relacionados con esta actitud. La mejor solución puede ser evitar tomar una decisión tan drástica, pero no darse un atracón en la cena. Es por esto que la comida ideal a la hora de la cena debe estar libre de carbohidratos, ya que también son los más dañinos para el organismo, ya que provocan un aumento del azúcar en la sangre.

También es mejor preferir aquellos alimentos de fácil digestión, como el pescado o las verduras a la plancha, o alimentos ricos en triptófano, como los huevos o el plátano, que permiten dormir mejor. En cuanto al método de cocción, sin duda es mejor a la plancha o al vapor. También es importante evitar los alimentos demasiado grasos o fritos, siempre desaconsejados pero sobre todo en la cena. Por todos estos aspectos, lo mejor es cenar no más tarde de las 21:00 horas, ya que cuanto más se acerque la hora de irse a dormir, más fácil será experimentar complicaciones, como aumento de la grasa corporal y problemas para dormir.

Lo último en Lifestyle

Últimas noticias