Un superviviente del 11-S es una de las 21 víctimas del atentado terrorista de Kenia

El estadounidense Jason Spinler, superviviente del 11-S, es una de las víctimas del atentado terrorista a un hotel de Kenia perpetrado el pasado martes.

Una de las 21 víctimas del brutal ataque contra un hotel en Nairobi (Kenia) perpetrado el pasado martes por el grupo terrorista Al Shabaab es el estadounidense Jason Spinler, un superviviente del 11-S, así como el británico Luke Porter. Poco a poco se van difundido las identidades de las víctimas del atentado en el que más de 30 personas resultaron heridas.

La Cruz Roja de Kenia ha informado de que ya han sido encontradas todas las personas que habían sido dadas por desaparecidas desde el atentado que el martes acabó con la vida de 21 personas en un complejo hotelero en Nairobi.

“Los 94 casos que teníamos se han cerrado de forma positiva hoy a las 12.30 horas”, ha señalado la organización humanitaria en un comunicado publicado este jueves. El anuncio ha llegado después de que este mismo jueves por la mañana señalara que todavía quedaban 19 personas en paradero desconocido.

Al Shabaab, un grupo terrorista somalí con vínculos con Al Qaeda, reivindicó la autoría del ataque del martes contra el complejo hotelero DusitD2 y lo justificó como represalia por la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, afirmó el miércoles por la noche que el asalto al complejo hotelero, que se prolongó durante unas 20 horas, acabó con todos los milicianos somalíes abatidos por las fuerzas de seguridad. El ataque provocó la huida de cientos de personas del complejo.

El mismo miércoles, la Cruz Roja de Kenia informó de que al término del ataque todavía había 50 personas en paradero desconocido. En un comunicado publicado horas después el jueves, la organización humanitaria ha dicho que aún hay 19 personas desaparecidas.

Kenia, que acoge la sede varias compañías multinacionales y Naciones Unidas y a Naciones Unidas, se ha convertido en un objetivo frecuente para los ataques de los milicianos de Al Shabaab desde que el país decidió enviar tropas a la vecina Somalia en 2011 para tratar de crear una zona tapón que proteja su frontera.

En su comunicado, Al Shabaab no especificó por qué había decidido atentar en Kenia por la decisión de 2017 del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. El grupo señaló que el ataque ha sido una respuesta al reconocimiento de Jerusalén por parte de Trump y que su objetivo es atacar “los intereses sionistas y occidentales” y apoyar a “las familias musulmanas en Palestina”.

En las redes sociales se han difundido imágenes de los cadáveres de cinco milicianos abatidos durante el atentado cuando Kenyatta anunció el fin del ataque terrorista, que recordó al asalto de 2013 en el que Al Shabaab mató a 67 personas en un centro comercial en el mismo distrito de Nairobi.

El ataque del martes acabó con la vida de 21 personas. Entre las víctimas figuran 16 ciudadanos kenianos, uno de ellos era un policía que sobrevivió a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, y un cooperante británico, según ha contado el jefe de la Policía de Nairobi, Joseph Boinnet.

 

Últimas noticias