Trolls podemitas salvajemente machistas linchan a Mariló Montero y justifican a Pablo Iglesias

Mariló Montero
La periodista Mariló Montero en una reciente imagen.

"Furcia", "fulana", "imbécil", "estúpida", "vomitiva" y "mala persona" son algunos de los calificativos que los trolls de Podemos han dedicado a la periodista Mariló Montero por atreverse a denunciar ante el Instituto de la Mujer la actitud sádica y violenta de Pablo Iglesias.

La periodista de televisión interpuso el miércoles la denuncia, después de que OKDIARIO desvelara un chat de la dirección de Podemos en el que Pablo Iglesias le dedicaba las siguientes palabras: "La azotaría hasta que sangrase. [Soy] un marxista algo perverso convertido en psicópata".

En un comunicado, el Instituto de la Mujer ya ha advertido que las expresiones utilizadas por el líder de Podemos resultan "inaceptables" y constituyen una "incitación a la violencia" contra las mujeres.

En un principio, Juan Carlos Monedero sostuvo de un modo particularmente cínico que todo era un montaje de OKDIARIO. Pero Podemos ha terminado por reconocer los hechos y ha pedido unas tibias disculpas, alegando que se trataba de "una broma" en una "conversación privada".

Este episodio ha puesto en evidencia una vez más la doble vara de medir de la izquierda, atenta a denunciar cualquier atisbo de machismo mientras justifica las palabras brutales de Pablo Iglesias. Estos son algunos de los comentarios que los fans de Podemos han realizado sobre la polémica:

Mención aparte merece la miseria moral demostrada por la periodista Elisa Beni, quien a raíz de esta polémica ha realizado la siguiente reflexión: "en su Telegram privado [Pablo Iglesias] puede decir lo que le salga del nabo". Es decir, no importa que el candidato a presidente del Gobierno sea brutalmente machista en privado, siempre que en público se muestre políticamente correcto.

En cambio, uno de los referentes del feminismo en la red social Twitter, ha terminado por reconocer que las palabras de Pablo Iglesias producen "nauseas".

Otros tuiteros han puesto de manifiesto el doble rasero de la izquierda, que presume de defender los derechos de las mujeres mientras justifica la actitud violenta de Pablo Iglesias hacia ellas.

Lo último en España