Sánchez destina los fondos reclamados por Madrid a la compra de votos entre «colectivos vulnerables»

Pfizer
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha generado un nuevo escándalo con la entrega discrecional de nueve millones a cuatro comunidades autónomas gobernadas por el PSOE en solitario o en coalición. La entrega se hizo al margen de todo el resto de comunidades y Madrid abrió fuego de inmediato anunciando la pelea en los tribunales por el reparto de un dinero procedente de la UE y concedido con criterios políticos. Pero Pedro Sánchez no ha parado. Ya ha afirmado los convenios con los requisitos en las cuatro comunidades agraciadas. Y todos los convenios se centran en la ayuda a “colectivos vulnerables” o para mejorar la “equidad”, seleccionados por los Gobiernos con presencia socialista. Unas partidas que suenan más a compra de votos que a proyectos estratégicos.

Uno de los convenios es el firmado con el País Vasco, comunidad gobernada por el PNV con los socialistas. Allí se ha firmado el siguiente texto: “Para la consecución de los objetivos y la ejecución de los proyectos ‘Colectivos especialmente vulnerables’ y ‘Emprendimiento y microempresas’ incluidos en la Inversión 4, ‘Nuevos proyectos territoriales para el reequilibrio y la equidad’ del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, se destinará la cantidad de 1.000.000 de euros para un proyecto piloto dirigido a jóvenes, mediante actuaciones dentro de los proyectos de ‘Colectivos especialmente vulnerables’”.

Y se dan otros “1.000.000 de euros para un proyecto piloto dirigido a jóvenes, mediante actuaciones dentro de los proyectos de ‘Emprendimiento y microempresas’”.

Con la Comunidad Valenciana, el convenio del Gobierno es literalmente el mismo: para «colectivos especialmente vulnerables» o «nuevos proyectos territoriales para el reequilibrio y la equidad». Y dotado, de nuevo, con dos entregas de “1.000.000 de euros” cada una, con especial atención a “jóvenes, mediante actuaciones dentro de los proyectos de ‘Colectivos especialmente vulnerables’”.

El de Extremadura, igual. Y sólo varía algo el cuarto de los convenios firmados, el de Navarra, donde se dan tres millones y se señala que añaden “nuevos proyectos territoriales para el reequilibrio y la equidad”.
Todas las autonomías tienen, o mando del PSOE -Navarra, Extremadura y Comunidad Valenciana- o coalición de Gobierno con los socialistas -País Vasco-.

A todas ellas, el Gobierno de Pedro Sánchez ha asignado fondos europeos para la recuperación por la pandemia sin contar con el resto de territorios y para partidas dudosamente estratégicas. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso decidió desde el inicio llevar al Ejecutivo al Tribunal Supremo y el resto del PP se ha sumado ya a la batalla contra un nuevo escándalo de nueve  millones de euros.

El reparto procede de fondos europeos lo realiza el Ministerio de Trabajo, encabezado por la comunista Yolanda Díaz, supuestamente, con el objetivo de impulsar proyectos que pongan «especial atención a la transformación productiva y el avance hacia una economía verde y digital».

Extremadura, Valencia, País Vasco y Navarra son las autonomías a las que el Gobierno de Sánchez ha decidido entregar esos nueve millones en subvenciones a través del Real Decreto 902/2021, de 19 de octubre, por el que se regula la concesión directa de subvenciones, para el ejercicio presupuestario 2021. En concreto, la región que más dinero recibe es la gobernada por la socialista María Chivite. Tres millones de euros. Por su parte, Extremadura, Valencia y País Vasco, recibirán respectivamente dos millones de euros.

Lo último en España

Últimas noticias